¡Compártelo! Compártelo

OBLIVION contra la TECH-nología

Por Jorge Vilches a las 11:20 el lunes, 12 de agosto de 2013 2 comentarios
Etiquetas: , , , , ,
Tamaño del texto: +A -A


Oblivion es una película incompleta. Joseph Kosinski ha pasado de un cómic de 15 páginas a una película de 124 minutos, pero no ha sabido desarrollar los personajes, el entorno ni la historia. Una pena. Aun así la película está bien. Los dos o tres primeros minutos, en los que una voz en off cuenta qué pasó en la Tierra, o se supone que pasó, prometen una cinta con algo más que motores y explosiones. Pero según se va desarrollando la cinta, la película cae en una sucesión de tópicos que esconden un enigma a medias. Y digo a medias porque no está mal construido el “engaño” sobre el que descansa el Oblivion, el olvido, aunque se ve venir casi a la mitad del metraje.


El guión es bastante sencillo. Un humano, Jack Harper (Tom Cruise), cuenta que la Tierra fue invadida y destruida; al principio se cree que por una raza aliens, pero luego sabemos que fue una máquina que busca energía para sobrevivir. El invasor destruyó la Luna, lo que provocó desastres naturales que acabaron con la Humanidad y cambiaron la faz del planeta. En la guerra, el Hombre utilizó bombas atómicas y ganó, o eso cree el humano que habla. Los supervivientes fueron enviados a Titán, la luna de Saturno, y borrada su memoria. Luego nos enteramos de que todo es mentira, y que el olvido (Oblivion) es un engaño para saquear el planeta. Lo que parecía ser, no es, y la mente y la naturaleza son superiores a los ingenios del hombre y de sus máquinas. Jack Harper tiene recuerdos de lo que fue su vida antes de la invasión de Tech. Y son esos recuerdos lo que hacen que su programa genético falle, y “traicione” a Tech. No es original, aunque sí atractiva. Por cierto; Luis Martínez, de El Mundo, ha señalado a Oblivion como el “evangelio de la cienciología”, pero una vez más, y como vimos en la reseña de After Earth, son afirmaciones sin argumentación, citado como reclamo del internauta.




Otros han criticado que en la película haya referencias a otras como “Moon”, “Matrix”, “El Planeta de los Simios”, “Mad Max”, “Star Wars”, “Star Trek”, “Alien”, “2001. Una odisea del espacio”, “Cuando el destino nos alcance”, “El último hombre vivo”, “Blade Runner”, “Desafío total”, “Solaris”, “Doce monos”, “Inteligencia Artificial”, “Soy leyenda”, o “Wall- E”. Vale. ¿Y qué? La cultura no surge de la nada. “Lo que no es tradición, es plagio”. En filmaffinity hay quien dice que parece un episodio de Futurama (chiste sólo entendible en el mundo friki). Las críticas, sin embargo, han pasado por alto algunas referencias literarias, como podría ser “Planeta solitario”, de Murray Leinster, que cuenta el recorrido de un planeta “vivo” por el Universo para absorber la energía y dominar a otros.

Lo valorable en una película es, al menos, la coherencia argumental, la construcción de los personajes y el ritmo narrativo. Sin embargo, en Oblivion el protagonista sigue intrigando aun después de terminada la película; es decir: ¿Quién es en realidad? ¿El verdadero astronauta o un clon? Tech, el ser que transita por el Universo apoderándose de la energía de planetas, es un ente distante del que al final no sabemos nada. Los “scavengers”, supuestos alienígenas que finalmente son los verdaderos humanos supervivientes, son desperdiciados vilmente por los guionistas. En fin; sabemos que es imposible ser original, pero si estaría bien construir guiones más cuadrados, o cerrados, y que los productores no confíen todo meramente en el cartel de actores o en los fenomenales efectos especiales.

Además, la película es antigua en el tratamiento del “héroe”. Particularmente me aburre el tío guapo, listo, aguerrido, con corazón y que, además, salva al mundo (todavía no he visto “Guerra Mundial Z”, de Brad Pritt, pero será más de lo mismo, lamentablemente). Se echa de menos un poco en la ciencia ficción de ahora a los “antihéroes” como protagonistas; lo que sigue suponiendo una infantilización del género que hay que corregir con urgencia. Tampoco es muy rompedora la historia: invasión alien que se lleva su merecido final. Menos aún el entorno: la ciudad de Nueva York (hombre, no van a poner Benidorm, pero un poquito de sorpresa en la localización no estaría mal).




La historia tiene cierto aire conservador, de vuelta al contacto directo del Hombre con la naturaleza. De ahí las referencias al libro Cantos populares de la Antigua Roma, de Thomas Macauly, basado en la resurrección de la vieja sociedad, por la cual el hombre había de sacrificarse, llegando incluso a la entrega de su propia vida. “Todos morimos –dice Jack Harper (Tom Cruise)-, pero lo importante es elegir cómo lo hacemos”; una gran frase que enlaza con Macauly, cuando pone en boca de Horacio el sacrificio de la vida por la “ceniza de los padres y los templos de nuestros antepasados” (no es literal). Es la salvación de la patria frente al bárbaro, de la civilización frente al expolio, de la Humanidad frente a Tech. No es gratuito que la malvada máquina invasora utilice las cuatro primeras letras de “technology”. La tecnología destructora de la naturaleza y, por tanto, del Hombre.

En fin; nos encontramos ante una película entretenida, de la que el buen aficionado a la ciencia-ficción puede ir sacando referencias cinéfilas y literarias, con una buena interpretación de Tom Cruise y de las dos chicas -Olga Kurylenko y Andrea Riseborough-, y una dirección mediocre de Joseph Kosinski. 

Publicado por Jorge Vilches suscribirse a los artículos de Jorge Vilches: encontrado por el Beagle Espacial cerca de la Nebulosa de Magallanes. Se estableció en la Tierra de forma provisional, pero todavía está aquí. Dice que procede del Mundo del Río. En fin. Lleva siempre una escafandra porque cree que es inminente el ataque de Hicsos, el planeta que está en el perihelio de la órbita solar. Mientras tanto se ha convertido en un experto en la Historia del ser humano contemporáneo y de su vida política. Mantiene un blog de comentarios de libros de ciencia ficción titulado Imperio Futura.

edit post

Comentarios

2 comentarios en 'OBLIVION contra la TECH-nología'

  1. Morgan Strauss
    https://planetasprohibidos.blogspot.com/2013/08/oblivion-contra-la-tech-nologia.html?showComment=1376365922955#c3519677000541534304'> 13 de agosto de 2013, 5:52  

    oblivion me dejo el mismo sabor de boca que "el ultimo samurai"... una posible gran película, contaminada con el desmedido ego de tom cruise. la historia sin ser original tenia ciertos tópicos que pudieron ser elementos guionisticos rompedores que quedan en nada, una estética que aunque bien lograda resulta demasiado "rastreable", personajes secundarios que se pierden, giros a destiempo, etc.
    quizás lo nuevo es ese tufillo a cientologia que aunque sea solo por porfia de cruise igual aparece.
    en general la película entretiene, pero no gravita mas alla, de hecho me dejo pensando mas la ultima película basada en la pluma esperpentica de stephanie meyer (el huésped) que esta nueva entrada del agente ethan hunt en el espacio.

    quizás uno debería preguntarse que pasa con tantas obras excelentes de ciencia ficción que no parecen calificar para la pantalla grande (o chica) a pesar de la sequía intelectual hollywodense, me encantaría ver una serie de miles vorkosigan o de honor harrington, o la esperada adaptación de robotech (o aun mejor una versión en regla de gundam), creo que nos quedamos con las ganas de una adaptación casi obligada de las novelas de heredero del imperio de star wars (lejos la mejor trilogía de la saga).

    Responder al final (con cita al autor)
  2. Responder a continuación
  3. Jorge Vilches
    https://planetasprohibidos.blogspot.com/2013/08/oblivion-contra-la-tech-nologia.html?showComment=1376428236154#c3318859222848473362'> 13 de agosto de 2013, 23:10  

    @Morgan Strauss
    Pues sí, Morgan. Estaría bien ver las aventuras de Miles Vorkosigan, dirigidas por Paul Verhoeven (Starship troopers, 1997)...jejeje
    Saludetes

    Responder al final (con cita al autor)
  4. Responder a continuación

Publicar un comentario

Le recomendamos que copie su texto antes de publicarlo, sobre todo si es largo, para evitar perdidas por algún fallo al publicar. Seleccione el texto y pulse «tecla control + c». O redáctelo en un editor externo, copielo de igual manera y a continuación, pulse «tecla control + v» en el cajetín del formulario de comentarios.

Si tuviera cualquier otro problema, utilice el enlace alternativo «[Dejar un comentario con el formulario clásico...]», que podrá encontrar más abajo.

Gracias por comentar.
Autores de Planetas Prohibidos

Formulario clásico de comentarios: