Canal de noticias de Planetas Prohibidos

  • Los 10 libros imprescindibles de la CF, según MULTIVAC - Nuestro amigo Daniel Rodríguez Herrera, más conocido en el mundillo del fandom como "Multivac" -nombre que Asimov dio a un ordenador gigantesco-, nos da s... CompartirCompártelo
  • Planeta «gemelo» de La Tierra descubierto - Foto: NASA Desde que la sonda Kepler ha desplegado sus ojos en el espacio, los astrónomos de la NASA ya han registrado más de 1.800 planetas en otros ... CompartirCompártelo
  • Nuevo planeta enano en el Sistema Solar - Foto: NASA Astrónomos descubrieron un segundo objeto tipo planeta enano ubicado más allá de Plutón. El primero de estos objetos fue descubierto en 2003... CompartirCompártelo

En portada

Los 10 libros imprescindibles de la CF, según MULTIVAC

miércoles, 23 de abril de 2014

Nuestro amigo Daniel Rodríguez Herrera, más conocido en el mundillo del fandom como "Multivac" -nombre que Asimov dio a un ordenador gigantesco-, nos da sus DIEZ LIBROS IMPRESCINDIBLES de la ciencia-ficción. Es discutible porque cada uno haría su selección, pero merece la pena echar un vistazo. La selección la presentó en un especial sobre ciencia-ficción del programa de Esradio LD LIBROS. Os dejo el enlace al audio

Todos los libros que recoge son clásicos del género, de modo que, si está interesado en adentrarse en este mundo fantástico, aquí tiene buenas sugerencias para comenzar. Y si es ya un amante de la ciencia ficción encontrará en esta lista más de un título conocido. Los comentarios y juicios, huelga decirlo, son del propio DRH.
La luna es una cruel amante
La luna es una cruel amanteRobert Heinlein.
Durante varias décadas tres autores se repartieron los tres primeros puestos como los favoritos de los aficionados, y Heinlein (a quien retraté en La Ilustración Liberal) siempre salía el primero. Esta historia narra la rebelión de la Luna, convertida en colonia penitenciaria, como una suerte deremake futurista y libertario de la Revolución Americana.
Fundación, Isaac Asimov.
Publicado originalmente como tres libros y luego en un solo volumen, es una serie de relatos que describen el hundimiento del Imperio Galáctico y el germen del segundo, inspirado en la Historia de la decadencia y caída del Imperio Romano de Gibbon. Junto a Yo, robot son los mejores recopilatorios de relatos del género.
2001, odisea en el espacio
2001, Arthur C. Clarke.
¿Has visto 2001 y no te has enterado de nada? Pues léete el libro. Al contrario que Kubrick, Clarke es uno de los puntales de la llamada ciencia ficción dura, que intenta ser coherente con la ciencia conocida, hacer especulaciones que tengan sentido y dar ideas, más que sugerirlas.
El juego de Ender
El juego de Ender, Orson Scott Card.
Nos salimos de los clásicos y entramos a hablar de escritores que no están muertos. Card es unarara avis dentro de un género que tiende a dar más importancia a cosas como sociedades futuras e ideas sobre tecnologías extrañas, porque pone el foco en los personajes, especialmente en los niños, como sucede en esta historia de entrenamiento de un genio militar suficientemente joven para ser creativo y no estar maleado por el pasado.
La era del diamante
La era del diamante: Manual ilustrado para jovencitas, Neal Stephenson.
No voy a hablar del ciberpunk, porque me parece bastante aburrido en general: todo cortado por el mismo patrón. Pero como tenía cosas aprovechables, principalmente el foco en el futuro cercano y los cambios sociales producidos por la informática y las redes, se han aprovechado de ello en lo que se ha dado en llamar postcyberpunk, del que Stephenson es con diferencia el mejor exponente. Esta novela además es quizá la sociedad anarcocapitalista mejor construida que ha dado el ingenio de estos escritores.
Dune
Dune, Frank Herbert.
Aunque pueda extrañar a quienes hayan visto la peli de David Lynch, esta novela es citada frecuentemente como la mejor de la historia del género y algo así como la alternativa de la ciencia ficción a lo que es El señor de los anillos en la fantasía. Epopeya que mezcla aventuras, intrigas políticas, ecología, religión con el trasfondo del nacimiento de un héroe, que siempre mola.
Un mundo feliz
Un mundo feliz, Aldous Huxley.
Las distopías siempre han sido un clásico en el género, y quizá lo que más han tocado autores, digamos, no especialistas. Como 1984 es buena novela pero una porquería como novela de ciencia ficción, porque plantea un mundo que como alegoría está muy bien pero carece de lógica y coherencia interna, pues prefiero ésta.
Flores para Algernon
Flores para Algernon, Daniel Keyes.
Estos días se cumple el 55 aniversario de la publicación del relato que creció luego en esta novela. Está escrito en primera persona como el diario de progresos de un deficiente mental al que someten a una operación experimental para volverle listo. Hicieron peli (Charly), que le valió un Oscar al protagonista. El autor juega con la prosa, de modo que sabemos en qué estado dentro de la escala de inteligencia está el personaje en cada momento, y aUn así no te preguntas cómo este idiota puede escribir tan bien. Es una historia que te pone un nudo en la garganta.
El hombre demolido
El hombre demolido, Alfred Bester.
Bester es un tipo que publicó en los 50 dos novelas extraordinarias, desapareció 20 años y cuando volvió ya no fue lo mismo. Esta es mi preferida de las dos. Es una novela policiaca situada en un futuro en el que una parte de la población es telépata y el protagonista quiere cometer un crimen.Una de las novelas más ingeniosas y mejor resueltas del género.
Crónicas marcianas
Crónicas marcianas, Ray Bradbury.
Bradbury, generalmente, no me gusta. Es un escritor que no tenía fe en la ciencia ni en el futuro y que, por ejemplo, en estas historias sobre la colonización de Marte pone canales en el Planeta Rojo, algo que para cuando las escribió ya se sabía que era falso. Pero tenía una capacidad poética y un cierto romanticismo que contrasta con el resto del género. "Vendrán lluvias suaves", incluido en este volumen, sigue siendo uno de mis relatos preferidos.

Artículos recientes


1ª Edición, Enero 2014
© 2014 Juan Miguel Aguilera 
© Penguin Random House Grupo Editorial S.A.
Fantascy
SINOPSIS EDITORIAL
Una epopeya fantástica del conocido personaje Sindbad el marino, firmada por uno de los escritores mejor valorados por la crítica y el público especializado en ciencia ficción.
Sindbad es el intrépido capitán de la nave mercante El Viajero. Atracado en el puerto de Basora tras una larga travesía, encuentra un polizón escondido en la bodega: es el joven Radi, perseguido por unos extranjeros que han asesinado a su hermano y buscan un misterioso libro que obra en su poder. Sindbad decide ayudarle y satisfacer de esta manera su instinto aventurero que tanta fortuna le ha reportado.
Comienza así una epopeya fantástica que conduce a un grupo de aventureros por territorios tan exóticos como Basora, Bagdad, la isla de Zanzíbar, el río Pangani y la “Tierra de los Negros” (actual Tanzania) hacia el remoto País del Sueño. En su camino afrontarán todo tipo de peligros, enemigos, criaturas fantásticas, ciudades perdidas, reinos ocultos, y un interminable etcétera de maravillas hasta llegar a la ciudad de Salomón, donde se guarda el mayor tesoro de todos los tiempos y donde tendrá lugar un enfrentamiento épico que dirimirá el mismísimo destino de la humanidad.
(leer extracto)


OPINIÓN

   Suele comentar Juan Miguel Aguilera que no le gusta la fantasía. Los que conozcáis sus obras sabréis que prácticamente se pueden encuadrar en ciencia ficción (tirando a la vertiente dura) y en fantasía histórica; pero en esta última la fantasía viene dada porque la tecnología que aparece en ellas es demasiado avanzada para la época, y ya sabemos que cualquier tecnología suficientemente avanzada, puede ser indistinguible de la magia. Sin embargo, él mismo llegó a la conclusión de que lo que no le gusta es la fantasía “típica/tópica”, la proveniente de la mitología nórdica y germánica, pero que sí le gusta la mediterránea y la oriental. Unido a esto, comenta que recuerda con placer las películas de temática fantástica oriental, y en las que participó Harry Harryhausen. En especial, las de Simbad (Sindbad), las de las Mil y una Noches, y similares. Curiosamente, hace poco recuperamos una entrevista antigua de Juan Miguel de Cyberdark.net, y él mismo ha comentado que ya por entonces se notaba su fascinación por Sindbad.

Publicado por JAVIER el martes, 15 de abril de 2014 0 comentarios [Más...]
Si el paso del tiempo te angustia, y te das una importancia digna de terapia, es mejor que no leas esta novela. Aldiss quiso escribir un libro que reflejara la fragilidad del ser humano, su insignificancia y la relatividad del tiempo. Brian Aldiss escribió un conjunto de relatos dominados por el principio de la transitoriedad; es decir, que nada es eterno. Es más; en cada uno de los cuentos va poniendo al descubierto lo que a su entender es la estupidez humana y su paso imperceptible para la Historia del Tiempo. Los “calentólogos” y agoreros de lo nefasto del ser humano se van a llevar un pequeño chasco con este libro de la new-wave

La razón es que parece que da igual lo que hagamos; a fin de cuentas no somos más que accidentes mínimos de la evolución natural, y nuestro “daño” al planeta es ridículo. De esta manera, las vidas particulares y los “grandes” problemas” que nos atenazan carecen de importancia, nuestro planeta no es nada, el sistema solar que nos cobija es una menudencia, y la galaxia…, la galaxia es un simple, pequeño y volátil grano de arena, un “pequeño laboratorio cósmico –escribe al final de la novela- para los ciegos experimentos de la naturaleza”.
Publicado por Jorge Vilches el domingo, 6 de abril de 2014 0 comentarios [Más...]
El que les escribe estas líneas, y que hasta ahora realizaba las tareas de administración informática de Planetas Prohibidos (blog, revista, redes sociales, correo electrónico y configuración de enlaces para descarga, entre otras cosas), ha dejado de desempeñar dicha función por decisión personal.

Larga y próspera vida, y que la fuerza nos acompañe.

Publicado por +planetasprohib el 2 comentarios [Más...]
Ya está disponible la versión en ePub del nº 7 de Planetas Prohibidos. 

También disponible la versión "on-line"

Para acceder a estos contenidos ir al lugar de descarga pinchando aquí o en la portada.

Publicado por +planetasprohib el martes, 1 de abril de 2014 0 comentarios [Más...]
Cartel promocional de la película«yo...
he visto cosas que vosotros no creeríais...
atacar naves en llamas más allá de Orión...
he visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäuser...
todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir.»

Estas poéticas palabras han pasado a formar parte del acervo cultural cinematográfico de la Humanidad. El auto-epitafio de un replicante o robot humaniforme, que asume que ha llegado su final y se enfrenta a el con solemnidad, nobleza y entereza, unos valores que parece que la humanidad ha perdido en la época en la que se desarrolla una de las películas más importantes del cine de todos los tiempos, especialmente en el género de la Ciencia-Ficción: Blade Runner (Ridley Scott, 1982)
Publicado por Lino Moinelo el domingo, 23 de marzo de 2014 0 comentarios [Más...]
  • Autor: Tony Jiménez
  • Género: Terror
  • Páginas: 416
  • Portada: color  laminado mate con solapas.
  • Encuadernación: rústica, fresada.

Sinopsis Editorial:

Chicago, años 30. La época de la ley seca, de las bandas organizadas y de algo más. Una serie de extraños asesinatos asolan Chicago. Las víctimas aparecen horriblemente mutiladas y desangradas mediante terribles mordeduras en el cuello. No son los únicos muertos con los que la ciudad debe lidiar. Brutales crímenes en los que los cadáveres son descubiertos sin piel ponen en alerta al periodista Samuel Parker, mientras la investigadora Jessica Kramer acepta un caso relacionado con los cuerpos desangrados. Antes de que ambos se den cuenta se ven inmersos en una red de intrigas que va más allá de lo que creían, y que supera por mucho a los crímenes normales que dominan Chicago. Dos criaturas sobrenaturales están convirtiendo la ciudad en su campo de batalla particular, dos seres que nadie cree que existan: una momia de miles de años de antigüedad, y un poderoso vampiro, el mismísimo Drácula.

Opinión:

Hace un tiempo reseñamos  “Drácula y los crímenesde Jack el destripador”, de Miguel Ángel Naharro, que era el número dos de la colección Monsters Unleashed. Ahora vamos con la reseña del libro que abre la colección, “Batalla por Chicago (Drácula vs. La Momia)”, de Tony Jiménez. Como el título indica, se trata de una lucha entre dos monstruos clásicos por hacerse con la corrupta ciudad de Chicago durante la ley seca, la época de la mafia, el hampa, Al Capone, etc. Ante esta mezcla de registros, le pregunté al autor, Tony Jiménez, el porqué; me dijo que la época de los gangsters y Chicago era un tema que siempre le ha gustado, y que como el tema de Monsters Unleashed era el situar  a los monstruos clásicos fuera de su ambiente, pues pensó en situarlos en ese escenario y en esa época. Comenta que mandó la sinopsis a la editorial, y le fue aceptada, así que se puso manos a la obra.


El libro retrata muy bien el ambiente que imperaba en la corrupta ciudad, así como las luchas entre las bandas rivales que intentaban hacerse con el poder, y la corrupción e ineficacia de las fuerzas del orden. Nos muestra asimismo a personajes desengañados, desencantados que malgastan sus vidas, enterrándolas en alcohol (los efectos de la ley seca…), o en trabajos de poca monta.
Aquí la lucha entre bandas rivales se recrudece, ofreciéndonos momentos de puro gore; no puede ser menos, cuando dos de los “capos” son dos monstruos como Drácula y la Momia. Cada uno posee su propia banda, en la tradición de lo que conocemos de ambos, dispuestos a matar y a morir por sus amos. Escenas de desollamiento, de mutilaciones, desmembramientos, etc. Y ninguno de los dos cejará en su empeño de adueñarse de la ciudad, empleando todos los métodos y medios disponibles a su alcance (sobornos en las altas esferas, dobles personalidades con apariencia de benefactores de la ciudad, asesinatos,…); tampoco cejarán en intentar acabar el uno con el otro, pues son muy conscientes de que no hay sitio para dos seres como ellos en la ciudad… ni en el mundo.

Además de mostrarnos Chicago durante la ley seca, el autor también nos va mostrando algún flashback de la “génesis” de ambos monstruos, una breve historia, y su establecimiento en la corrupta ciudad.Particularmente interesante la historia de Imothep y su condena y maldición por su traición al Faraón, así como los esfuerzos de sus acólitos por revivirlo siglos después. La guerra entre bandas va así degenerando en una guerra entre las dos criaturas sobrenaturales, aumentando de esta manera el grado de terror y violencia. Sólo la investigadora (expolicía) Jessica Kramer y el periodista (escritor caído en desgracia por culpa del gobierno) serán capaces de averiguar la verdad, y de enfrentarse a ambos monstruos y a sus seguidores. Dos personajes venidos a menos, desengañados, desilusionados, que se refugian en la bebida para evadirse de la realidad, o que cayeron en ella y ahora se vuelcan en un trabajo de poco fuste para poder salir adelante y olvidarse que un dia fueron grandes.


También ha querido el autor rendir homenaje en su obra a grandes nombres del terror; el pistolero Roland, a las órdenes de Drácula; la Torre Cushing, donde tiene su cuartel general Imothep (la Momia); el pueblo fantasma Crouch End; la biblioteca Fisher, etc . Y como dato anecdótico, el final de uno de los monstruos, es prácticamente idéntico al que tuvo en el momento de su detención Al Capone.

Quiero resaltar aquí, ya que lo comenté en la reseña del otro libro de la colección, la corrección de la obra. Entonces me  quejé de una mala corrección, que entorpecía en muchos momentos la lectura; pues bien, aquí debo decir, sin embargo, que no he encontrado errores (igual alguno, pero muy menor, que no me lleva a resaltarlo), por lo que la labor correctora y editorial es mucho más acerada que en “Drácula y los crímenes de Jack el Destripador”.
 Ah, y también mencionar la excelente portada de Daniel Expósito Zafra.
Publicado por JAVIER el viernes, 21 de marzo de 2014 0 comentarios [Más...]

Dos autores. Fue lo primero que me llamó la atención. ¿Cómo pueden escribir dos personas una novela? Entiendo la colaboración en un ensayo, en un temario académico, pero en una novela no me acaba de encajar. Vale; ya sé que hay de todo, lo acepto. Además, el que más me llamaba la atención de los dos escritores era Kornbluth. Murió con 35 años, casi el mismo número de seudónimos que utilizó. Pegado a Frederik Pohl, uno de los más grandes, perteneció al grupo de literatos conocido como “The Futurians”, junto a Asimov, Damon Knight y James Blish. El nombre que se dieron, seguro que por deformación profesional, me recuerda al de aquellos fascistas italianos de Marinetti, también de principios del siglo XX, que tomaron el nombre de “Futuristas”. En fin.
Publicado por Jorge Vilches el martes, 11 de marzo de 2014 1 comentarios [Más...]
Uno de los principales enigmas a los que se enfrenta la ciencia al investigar la posibilidad de viajar en el tiempo, y que por lo tanto constituye un punto fundamental alrededor del cual giran las obras de ciencia-ficción relacionadas, es comprender qué es.


El Tiempo


La mente humana y su percepción subjetiva del tiempoEn cierta forma, el tiempo posee unas características que no son susceptibles de ser explicadas por la ciencia, ya que lo que las personas entendemos por este concepto es tan solo la forma en cómo es percibido por nuestra mente, como consecuencia de la alteración producida en ella por el paso del mismo.


El transcurrir del tiempo no es para la física más que una magnitud que interviene en la mayoría de procesos, siendo nuestra mente una parte más del mundo físico, aunque sea la parte que utilizamos para interactuar con este.

En el artículo anterior se daba una explicación de las llamadas paradojas temporales: la consecuencia teórica de lo que podría ocurrir si se realizarse un viaje en el tiempo e interferir indebidamente en la línea temporal, al alterar la misma hasta el punto de impedir que se pueda realizar el propio viaje al no existir, por ejemplo, el autor del mismo.

Publicado por Lino Moinelo el domingo, 23 de febrero de 2014 0 comentarios [Más...]

 “Bienvenido. Entra, no seas tímido. Curiosea todo lo que quieras. Como ves, hay mucho donde elegir. Que no te engañen tus ojos, estos objetos pueden parecer corrientes, pero son especiales; todos ellos tienen alma. Son  una rareza, un verdadero tesoro. Poseen el poder de hacer realidad los sueños de sus propietarios. Pero debo advertirte: las pesadillas también son sueños. Si adquieres uno de estos objetos, será bajo tu propia responsabilidad. Es mi deber avisarte.

Bien, veo que mis advertencias no te harán cambiar de opinión.Suele ocurrir, cuando un objeto te encuentra y te elige. Enhorabuena, ahora te pertenece. Hasta el final. Espero que lo disfrutes.
Una última cosa, antes de que te marches: si llega el momento en que te arrepientas de haberlo adquirido, no vengas a reclamar. No se admiten devoluciones”.  

(Bea Magaña)



  


OPINIÓN:

Hace muy poco que reseñamos la anterior antología de La Pastilla Roja Ediciones, “No eres bienvenido”; es más, éste libro que nos ocupa ahora estaba leído desde hace unos días, pero esperamos a publicar la reseña para no juntar las dos en el blog…; manías, tal vez… Así, inevitablemente, esta reseña va a estar, digamos, condicionada por la anterior.

También quiero comentar que antes de comenzar a realizar la crítica, le pregunté al editor acerca de un par de dudas que tenía; si la selección de autores/relatos fue por convocatoria, o por llamamiento de la editorial, y si los objetos que daban base a los relatos fueron elegidos por cada autor, o asignados por el editor. Saber esto era importante para mí, pues no es lo mismo ser elegido entre muchos en una convocatoria, que ser llamado, ni escribir eligiendo el tema, que ser asignado por terceras personas. En este caso, me comentó el editor que los autores fueron contactados previamente, y que cada uno eligió el objeto, y que desde la editorial sólo se dedicaron a coordinar, entre otras cosas para que no se repitieran objetos/temas.

Vengo a comentar todo esto porque en ciertos momentos, ciertos relatos, me dieron la impresión de estar un poco “forzados”, como si para salirse de los tópicos de los objetos malditos, se buscaran algunos muy improbables, o aún siendo un poco más “lógicos”, el relato que originaban parecía, tal vez, un poco pasado de rosca.
He leído algún otro comentario, incluso el editor opina así, sobre que el tema elegido para “No eres bienvenido” restringía más que en esta la temática a seguir; es más, me comenta que en “Bueno, bonito, maldito”, leyendo dos relatos al azar, son tan diversos que no parece que sean de la misma antología, mientras que en la anterior, el tema era más cerrado. Sin embargo, a mí particularmente podría decirse que me gustó más la anterior y que, a pesar de que algunos relatos tenían bastante en común, me da la impresión de que se le supo sacar más partido (justamente, tal vez por ser más cerrado, la variedad brilla más) que a la que nos ocupa.

Como digo a menudo, no me malinterpretéis y creáis que estamos ante una mala obra; no es así, es una muy buena obra de relatos de terror, basada en los objetos malditos. Sólo que tal vez, en mi opinión, a algún que otro relato se le ha ido la mano queriendo ser original tanto con el objeto en cuestión, como con la trama. Pero esto, como venimos comentando, es una muestra de la enorme variedad que atesora el libro, y donde yo veo “exceso”, tal vez otros vean  diversidad, o complejidad.

Como es habitual, y muchos ya sabéis, no suelo reseñar uno por uno los relatos de las antologías, sobre todo en caso de varios autores, sino valorar en conjunto la obra. Bien, después de todo lo dicho, “Bueno, bonito, maldito”, posee relatos muy interesantes, de verdadera valía, que podrían figurar en cualquier antología de editoriales mucho más grandes. Entre ellos se pueden incluir esos que vengo comentando, los que a mí me han parecido un poco forzados, por el objeto elegido, o por el desarrollo (ya digo, otros comentarios elogian justamente eso).
Es una antología muy abierta, en la que los diversos objetos elegidos (un silbato de la guerra de secesión americana, un viejo candelabro, una lata de caviar, una silla de ruedas, un reloj de pulsera de la segunda guerra mundial… todos ellos, y más, objetos malditos, o que arrastran a quien los posee, o a las personas cercanas a ellos, hacia sucesos terribles), dan lugar asimismo a una gran variedad temática y estilística, lo que se agradece en un libro de estas características.

Luego, para gustos, como suele decirse, los colores; reconozco que ésta es muy buena y, sí, tal vez más variada que la anterior.

No desaprovechéis la ocasión de haceros con las antologías de esta pequeña editorial, están sacando productos muy interesantes hasta el momento (y no dudéis en participar, si se os presenta la ocasión, cada cierto tiempo suelen realizar convocatorias para nuevas antologías, y se acaba de cerrar el plazo para la de “Serie B”).

Relatos de la antología:


  1.  La Llave de Jacob Gibbons - Pablo García.
  2.  KaviarsSkaits 3 – Iván Mourín.
  3.  Aisling - Ana Morán.
  4.  El sabor de la locura - Álvaro Peiró.
  5.  La mudanza - Marta Junquera.
  6.  El reflejo del alma - Lucía Pérez.
  7.  El hechizo del estío - Beatriz Troitiño.
  8.  Hornet - Luis Guallar.
  9.  El informe - Raúl Ansola.
  10.  La butaca del infierno - Daniel Meralho.
  11.  El silbato de Irah - Néstor Allende.
  12.  La promesa - David Rozas.
  13.  Reliquias - Ana Martínez.

Publicado por JAVIER el miércoles, 19 de febrero de 2014 1 comentarios [Más...]
Reyes de Aire y Agua

Jesús Fernández Lozano

Avance en PDF (27 páginas)

ISBN: 9788494060632 
248 páginas
Rústica
Ed. Cápside  
Sinopsis.-

Todas las historias tienen algo de verdad y de mentira, pues son tan ciertas o tan falsas como el hombre que las cuenta. Prestadme oídos en esta ocasión, pues mi abuelo me contó esta historia, y de todas las cosas buenas o malas que hizo en esta vida, jamás mentira alguna salió de sus labios en las muchas ocasiones en las que habló conmigo. Así como él me la contó, yo os la cuento, honradas gentes, para que andéis precavidas en el comercio con las hadas y aprendáis que sólo dificultades pueden esperar los que se cruzan con tan extraño pueblo.

(argumento editorial)


Opinión.-

Decía Carlos Sisí en el prólogo de “Érase una Vez” (Kelonia Editorial) que los cuentos clásicos siempre han sido patrimonio de los niños… pero que la verdad es que ocultan muchas cosas, y una de esas cosas es el miedo. Sergio Mars, editor de Cápside, y por tanto del libro que nos ocupa, comenta en el Apéndice de éste que los cuentos de hadas son una de las muestras más antiguas de ficción, distinguibles de las leyendas por su reconocida cualidad ficticia, y de las fábulas por carecer de intencionalidad moralizante. Además, comenta que en el siglo XIX Wilhem Grimm trabajó sobre los cuentos clásicos reescribiéndolos para adecuarlos al gusto de los niños, que no eran el público originario. Asimismo, comenta que en cierto momento, toda la literatura fantástica era conocida como “cuentos de hadas”; hubieron de pasar décadas, y la influencia de los “Inklings” (de la que formaban parte, entre otros, Tolkien y C.S. Lewis) para que la fantasía feérica fuera objeto de estudio y recuperación.  La obra de Tolkien “El Señor de los Anillos”, se considera la madurez de la Fantasía Épica, a la vez que la surgida en los pulps norteamericanos la de Espada y Brujería, lo que conllevó a una reformulación del género, y una revisitación de las obras “pre”Tolkien, es decir, de la “fantasía feérica”, lo que influyó a autores más actuales.
Y entre esos autores influenciados por la fantasía feérica en su vertiente adulta (como comentamos, la originaria, la no reescrita para ajustarla a los gustos infantiles), podemos situar a Jesús Fernández Lozano, y a su obra “Reyes de aire y agua”. Además, el amplio currículum del autor en el género poético (a menudo fantástico), hace que el estilo de esta obra, compuesta por varios cuentos y dos poesías, se adecúe mucho al necesario para embellecer dichas obras; es decir, el autor sabe, en base a sus experiencias literarias previas, utilizar el estilo necesario para estos “cuentos de hadas para adultos”, como los denomina su editor. Y también, por ese bagage poético, sabe Jesús Fernández Lozano situar unas cuantas poesías/canciones en ciertos momentos de la narración muy bien ensambladas, que dotan a  dicha narración de un halo si cabe más “feérico”.

Publicado por JAVIER el domingo, 9 de febrero de 2014 0 comentarios [Más...]
El cine y la literatura nos han contado el futuro fin de la Humanidad. En la mayoría de los casos está causado por un conflicto bélico -preferentemente atómico y/o biológico-, un cambio climático -qué bien se queda uno siendo políticamente correcto-, o una pandemia -con muertes definitivas o reversibles, me refiero a los siempre juguetones zombies-. Por supuesto, la CF ha añadido las invasiones alienígenas, que tuvieron su momento culminante en la añorada Edad de Oro, o la dominación robótica, o el terrible meteorito que se estampa contra el Planeta. Normalmente las obras de temática postapocalíptica contienen una moraleja. Esta novela corta de Jack London pertenece a este género, en concreto a aquellas cuyo elemento central es una epidemia, sin que el autor pueda resistir a la tentación de endosar al lector alguna que otra moralina política.

Publicado por Jorge Vilches el domingo, 2 de febrero de 2014 0 comentarios [Más...]
El planeta Tierra es nuestro hábitat natural y al mismo tiempo, es como una «gran estación espacial» que nos pasea por una región del universo conocida como Sistema Solar. Ya se han encontrado planetas similares al nuestro, y tal vez algún día en el futuro podamos aventurarnos a vivir en ellos o visitarlos. Esperemos que si llega ese día no sea por una excesiva necesidad, pero, ¿y si no queremos o no podemos volver a «colonizar» otro planeta?

Además de las dificultades a las que el género humano se enfrenta para encontrar un planeta compatible con nuestra forma de vida o la dificultad para llegar hasta ellos, se podrían considerar otros límites éticos como suponer trasladar un problema de superpoblación, contaminación y falta de recursos, a otro futuro e hipotético planeta virgen. 

Por estos motivos, se han especulado con otros hábitats artificiales que nos permitirían vivir en el espacio alejados de nuestro hogar natural, pero disfrutando de una vida lo más parecida a este. Bien de forma permanente y estática, o como naves generacionales para largos viajes a través del cosmos. Sin pretender profundizar en ellos y sólo con ánimo de recopilarlos en una única entrada, estos son los principales:


Esfera de Bernal (1929)


Interior de una «Esfera de Bernal».
Imagen: NASA/Wikipedia
Todo empezó en 1929 cuando el científico John Desmond Bernal (The World, the Flesh & the Devil) propuso como posible estación espacial, una esfera de unos 16 km de diámetro en cuyo interior se recrearía un hábitat terráqueo (zonas urbanas, agrícolas, etc).
Publicado por Lino Moinelo el miércoles, 29 de enero de 2014 0 comentarios [Más...]