Canal de noticias de Planetas Prohibidos

  • Homenaje a Frederik Phol - Nos pasa Carlos M. Federici la siguiente nota: La señora Elizabeth Anne Hull, viuda del notable escritor de CF, Frederik Pohl, fallecido el año pasado... CompartirCompártelo
  • Planetas potencialmente habitables cerca —relativamente— de la Tierra - Recreaciones artísticas de planetas habitables a pocos años-luz de la Tierra: el *Kapteyn b* y el *Gliese 832c* Hace poco el mundo científico daba la ... CompartirCompártelo
  • Se descubre una «Mega-Tierra» - Foto: Hardvard-Smithsonian Institut La sonda Kepler, en colaboración con el Observatorio Galileo y HARPS-N —en las Islas Canarias—, detectaron un plane... CompartirCompártelo

En portada

Homenaje a Frederik Phol

martes, 22 de julio de 2014

Nos pasa Carlos M. Federici la siguiente nota:

La señora Elizabeth Anne Hull, viuda del notable escritor de CF, Frederik Pohl, fallecido el año pasado, está convocando a un homenaje en su memoria a celebrarse el 2 de agosto, y al efecto ha hecho circular el presente aviso, con la solicitud “Please share”(Favor de compartir).


Si bien es posible que este gran maestro no haya concitado la fama de un Bradbury, un Asimov o un Clarke, no se puede dudar de que ha estado en el género prácticamente desde sus comienzos, y le corresponde un sitial de relevancia en esta especialidad de la narrativa, con obras-hitos como “Mercaderes del Espacio”, “Homo Plus” o “Pórtico”, por nombrar algunas, siendo por tanto merecedor del más respetuoso homenaje por parte de los lectores de ciencia ficción y de literatura en general.

Artículos recientes


Todos los autores son hijos de su tiempo, y sus obras son en buena medida autobiografías. Joe Haldeman no lo esconde. La guerra interminable se publicó en 1974, por un norteamericano excombatiente de Vietnam. Esto nos dice mucho sobre el contenido de la obra: por un lado, la guerra se presenta como algo estúpido, y, por otro, las preocupaciones y ensoñaciones hippies propias de la época tienen un lugar principal en la obra.

La condena de la guerra es la habitual: el conflicto sin sentido, el desprecio a la vida del soldado, el manejo de los poderosos, los intereses económicos,…; es decir, nada nuevo hasta el punto de que en sus últimas páginas, cuando todas las historias
Publicado por Jorge Vilches el domingo, 20 de julio de 2014 0 comentarios [Más...]
Spiderman con las desaparecidas Torres Gemelas reflejadas en sus lentes
Spiderman y las desaparecidas «Torres Gemelas» reflejadas en sus lentes.
En los catorce años que transcurrieron desde 1968 hasta 1982, el mundo cinematográfico vivió tres revoluciones consecutivas. La primera fue 2001: Una odisea del espacio (Kubrick, 1968), cuya frescura e innovación continúan intactas en nuestros días, al contrario que otras producciones cuyo paso del tiempo les ha tratado francamente mal. Esta película tiene el extraño honor de ser de las primeras de ciencia-ficción que entendió poca gente, en una época en la que este género era tomado por regla general muy poco en serio, por lo simples y estereotipadas situaciones que relataban.
Publicado por Lino Moinelo el domingo, 13 de julio de 2014 0 comentarios [Más...]
El protagonista despierta en la habitación de un hotel. Ha sido una larga convalecencia inconsciente. Durante su sueño, el mundo ha cambiado a peor. Es el Apocalípsis; sí, ese momento en el que todo lo que conocíamos ha pasado a otra vida, hay reglas nuevas, y la gente se rige por la simple norma de sobrevivir utilizando la violencia si es necesario. La importancia de los conocimientos y las profesiones cambia. Y del Hombre renace aquello que le convirtió en el rey de la creación. No; no es The walking Dead, ni 28 días después. Es "El día de los trífidos" (1951).

Al leer la biografía de Wyndham, un británico que vivió la Segunda Guerra Mundial, no es posible evitar el imaginarle en el desembarco de Normandía. Un escritor de CF en el Día D a la hora H, saltando del vehículo anfibio a la playa, chapoteando entre agua y sangre, sintiendo los estampidos de las bombas y de los cuerpos al caer, y empujado por el terror a correr, a correr un poco más. Una experiencia como esa tiene que cambiar la interpretación de la vida y del hombre, y en el caso de un creador literario, su modo de presentar la sociedad y al ser humano.
Publicado por Jorge Vilches el domingo, 6 de julio de 2014 1 comentarios [Más...]
Recreaciones artísticas de planetas habitables a pocos años-luz de la Tierra: el Kapteyn b y el Gliese 832c

Hace poco el mundo científico daba la noticia de otro descubrimiento más sobre exoplanetas. El Kaptein b se trata de un planeta potencialmente habitable, siendo además el más antiguo detectado hasta la fecha. Por si fuera poco, la distancia hasta él es de tan 'sólo' de 13 años-luz de nuestro planeta, una distancia relativamente pequeña si tenemos en cuenta que la estrella más cercana a Sol está a cuatro años-luz (Alfa-Centauri).
Publicado por Lino Moinelo el domingo, 29 de junio de 2014 0 comentarios [Más...]
Frankenstein. Diseccionando el mito.
Coordinado y prologado por 
J.E. Álamo y Voro Luzzy 
Páginas: 222
ISBN: 978-84-942366-4-8
PVP: 12,5 €
Portada: Karol Scandiu
Fecha de salida: 30/6/2014
Preventa: 5% de descuento hasta 29/6/2014 
Argumento Editorial:

Mary Shelley ansiaba la inmortalidad. La autora emuló a Prometeo y arrebató la chispa divina para inocular vida a la muerte.
Ella es inmortal, Victor Frankenstein es inmortal y la Criatura, que ni siquiera mereció un nombre, es una pesadilla a la que todos volvemos una y otra vez.
Mary y Victor fallecieron hace mucho, pero la Criatura no. No puede. El fuego que prendió su vida ha pasado a otros autores; creadores de historias que retoman la figura torturada del ser repudiado. Relatos donde se perpetúa la maldición de un ser que deambula por el tiempo y el espacio sin que nadie lo libere de su destino oscuro, porque es justo lo que deseamos contemplar en nuestras pesadillas.
Bienvenidos al infierno del que no tiene nombre, contemplad su dolor y rezad para que vuestro sueño no se vea perturbado... en exceso.

Autores:
Víctor Blázquez, Carlos J. Lluch, Fernando López Guisado, Marta Junquera, David Rozas, Javier Trescuadras, José Javier Zamora, Juan Antonio Román, Laura López Alfranca, Francis Novoa, Manuel Martín, Rubén Pozo y Liliana Galvanny. Prólogo de J. E .Álamo y Voro Luzzy Epílogo de Alfonso Zamora.

Ilustradores: Karol Scandiu, CalaveraDiablo, Daniel Medina, Gema García Ingelmo, Alexis Pujol y Begoña Fumero.

Opinión:
Coger a uno de los monstruos clásicos, y ver cuantas versiones se pueden hacer de él; vamos, diseccionar al propio mito terrorífico. Esto es lo que han hecho los integrantes de ESMATER, de la mano de la editorial Kelonia; no sólo literariamente, sino visualmente, a través de las reinterpretaciones de varios ilustradores gráficos. Y, como se ve ya en la misma portada, la imagen del monstruo de Frankenstein va a sufrir diversas remodelaciones en función de  quien lo dibuje, pero siempre desde la calidad asegurada.
En cuanto al tema literario, los autores no se han limitado fundamentalmente a darle una nueva vuela al mito de Frankenstein, sino al propio concepto como tal; es decir, al del ser formado por varias partes diferentes entre sí, ya demás, muertas. Por eso encontramos relatos en los que el monstruo es una entidad informática compuesta por las personalidades de tres grandes hombres, a los que la muerte ha corrompido en sus ideales; a un cyborg con cabeza humana y resto del cuerpo artificial, de procedencia militar; a descendientes postapocalípticos del ser humano, única opción de la humanidad para seguir adelante, etc.

Pero, asimismo, los relatos en los que podemos encontrar todas esta variantes también sonde muy diversa temática, desde el terror más típico debido al tema que se trata, a la ciencia ficción; desde el relato de acción, a la guerrilla del Congo; desde las calles de Nápoles, a los platós de televisión de un programa de actualidad “rosa”…

Como vemos, el “monstruo” se nos mostrará con diferentes características, en diversas situaciones (tanto geográficas como de acción), y en diferentes momentos. Así, como queda dicho, igual serán seres creados a partir de partes de seres vivos y muertos como única esperanza de supervivencia de la raza humana tras un Apocalipsis, que un programa informático con radicales ideas para con el resto de la humanidad, que unos “descosidos” en mitad del conflicto del Congo, que un conflicto entre las siete partes de diferentes cadáveres que componen al monstruo, y   muchas más situaciones.
También hay quien, utilizando al monstruo más clásico, lo sitúa en diferentes ambientes y situaciones, en las que, por puro contraste, chocará su presencia, o las acciones que se verá, digámoslo así, casi abocado a realizar debido a su propia naturaleza.

Resumamos diciendo que cada uno en su estilo, y que a cada uno nos pueda gustar más un enfoque que otro, la obra ha conseguido una calidad y variedad digna de elogio; máximo cuando vemos el plantel de autores reunidos, tanto literarios, como gráficos. En cuanto a gustos, a mí me han gustado personalmente las más arriesgadas, las que han desarrollado el tema alejándose del típico monstruo, así como las que presentan un aspecto más de ciencia ficción; las otras también me gustaron, pero por lo arriesgado, y por gustos personales, elijo esas que comento.

Cabe reseñar también, el doble prólogo a modo de cartas cruzadas entre el monstruo y su “madre”, Mary Shelley, obra de los Autores J. E. Álamo y Voro Luzzy,  así como el epílogo, también a modo de carta, del padre de la criatura, Víctor Frankenstein, en un tono muy diferente a las anteriores, y obra de Alfonso Zamora Llorente.



Publicado por JAVIER el jueves, 26 de junio de 2014 0 comentarios [Más...]

La sonda Kepler, en colaboración con el Observatorio Galileo y HARPS-N —en las Islas Canarias—, detectaron un planeta 17 veces más pesado y con un diámetro 2,9 veces mayor que la Tierra. Es decir, a pesar de su tamaño, no se trata de un gigante gaseoso como los conocidos de nuestro Sistema Solar —Júpiter, Saturno, Urano o Neptuno (de hecho, inicialmente se había catalogado como un mini-Neptuno)—, sino que se trata de un planeta rocoso, en principio, con grandes posibilidades de albergar vida.

Publicado por Lino Moinelo el domingo, 15 de junio de 2014 0 comentarios [Más...]
Juez Dredd (1995) plantea el viejo problema de la combinación con eficacia de la libertad con orden, de las atribuciones concedidas al Estado para la represión, el debate entre la previsión y la represión, la corrupción del gobierno. y todo envuelto en una historia tradicional de conspiración por el poder, violencia, estética futurista distópica, y venganza entre viejos amigos. La sociedad tiene una alta tasa de delincuencia y violencia, y no se les ha ocurrido otra cosa que acelerar el proceso judicial que convertir a los policías en jueces que, además, ejecutan la ley. Y, claro, todos estos son temas sensibles para el debate entre republicanos y demócratas, en EEUU, e izquierda y derecha en Europa.

La película cruza dos historias. Por un lado, la tensión provocada por un plan para demostrar forzadamente que el desorden y la tibieza represora deben dar paso a un régimen dictatorial.  Los que quieren imponer una dictadura alimentan el desorden para hacer necesario el cambio hacia una tiranía. El juez Dredd, interpretado correctamente por Sylvester Stallone, es condenado por un crimen no cometido, pero el sistema prevé que el último deseo del presidente del Consejo de Jueces antes de dimitir puede ser la sustitución de la pena de muerte por la cadena perpetua. El aspirante a dictador consigue así quitarse de en medio a un presidente que luchaba por mantener la libertad y a su máximo defensor, el juez Dredd.
Publicado por Jorge Vilches el domingo, 8 de junio de 2014 0 comentarios [Más...]
Foto: Go4mosaic
De la última mitad del S. XX podrían citarse varios estrenos que significaron un antes y después en el mundo del cine. Justo antes del fin de siglo pasado, destaca uno de ellos que bien entrado el actual, continúa vigente. Con Matrix (Hnos. Wachowski, 1999) cambió casi todo. Desde la forma de hacer las películas, hasta la propia concepción filosófica de la realidad y la consolidación del cyberpunk, circunstancias que habían sido iniciadas por Blade Runner (Ridley Scott, 1982), diecisiete años antes.

Sin embargo, un factor común a estos hitos cinematográficos es la incomprensión a la que se enfrentaron en sus respectivos procesos de producción iniciales. Afortunadamente para ellos, los éxitos posteriores hacen que todas aquellas dificultades se olviden, sin embargo, existe cierta duda sobre cuales fueron realmente los factores que las hicieron triunfar y llevarse el beneplácito del público.

En el caso de Blade Runner, los numerosos cambios de guión y el añadido de elementos como la voz en off, hizo que gran parte de su éxito inicial fuera por complacer a un público que lo identificó como cine policial negro. Concepto que si bien está presente en la estética del cyberpunk, ocultó la pretensión del guión inicial sobre crítica política y filosófica que caracteriza a este género y que a posteriori, es la que tras muchos años de sucesivas ediciones posteriores y director's cut, se ha consolidado entre sus fervorosos seguidores. Pero hay más ejemplos.


Las patadas voladoras


Matrix era conocida en la Warner Bros como «ese guión que no entiende nadie». Actores como Sean Connery rechazaron el papel por motivos similares. La productora no dio su aprobación final hasta comprobar la espectacularidad de los efectos especiales de la secuencia inicial, en donde se consumió el presupuesto de partida (Cinemania).

El resto de factores que caracterizan internamente a Matrix —un mundo virtual en donde habitan las conciencias secuestradas de la humanidad, y cómo un grupo de resistencia logra vulnerar las leyes físicas de esa recreación gracias a «hackear» su  conexión mental con él— que justifican los efectos especiales empleados, no parecían interesarles. De hecho, eran un obstáculo.

Fue la estética impactante la que logró que esta película saliera a la luz. ¿Fue también la razón de su éxito? Si tenemos en cuenta películas como Guardianes del Día (Timur Bekmambetov, 2004) o Resident Evil (Paul W. S. Anderson, 2002), por citar un par de ejemplos, se observa que la influencia que ha tenido posteriormente ha sido la de imitar las patadas voladoras o el tiempo bala, entre otros, sin apenas justificación argumental (Extracine). Por tanto, todo parece indicar que una mayoría se siente atraída por la mera estética, sin enterarse de que va la película.


El caballero «oscuro»


Una de las pocas sorpresas cinematográficas del S. XXI ha sido proporcionada por el boom del cine de superhéroes. Un primer intento fue Spiderman (Sam Raimi, 2002) que se apagó por culpa de una tercera parte fallida, según dicen algunos. Poco después, el artífice de Memento (Christopher Nolan, 2000) nos presentó en Batman Begins (2005) una versión del Hombre Murciélago totalmente inédita en la pantalla.

De una manera u otra, Nolan logró que una película de superhéroes influyera en el panorama cinematográfico en general y al de entretenimiento en particular, como poca gente se esperaba. Por un lado, ha supuesto el definitivo salto de los superhéroes al medio cinematográfico, y por otro, ha generado una línea en la ciencia-ficción cuya principal seña es «la oscuridad».

Ahora bien, ¿en qué consiste realmente la aportación de Nolan? ¿se trata simplemente de que sus historias tengan un aire «oscuro»? En mi opinión, la innovación del director londinense ha sido la de adaptar como no se había logrado antes, historias con un lenguaje y caricaturización propias de un medio diferente como el del cómic, al relativamente mayor realismo y verosimilitud características del mundo del cine.

Sin embargo, se observa en recientes producciones como Star Trek en la oscuridad (J.J. Abrams, 2013) o Thor y el mundo oscuro (Alan Taylor, 2013), cómo se apresuran a autoetiquetarse en el título de forma evidente y algo forzada, sin que sea realmente necesario por el argumento. Otro caso podría ser Stargate Universe (Brad Wright-Robert C. Cooper, 2009), que parece imitar la «oscuridad» también presente en la Galactica Reimaginada (Ron Moore, 2003).

Cuando se habla de Nolan, se habla de historias «oscuras», pero pocos reparan en la justificación de dicho elemento, que en el caso de Batman es doble: por su propia idiosincrasia, y por otro, por el arquetipo mítico del héroe: tragedia y una continua lucha interior contra los mismos miedos que le transforman en lo que acaba siendo.


Enlaces

Publicado originalmente en el blog Al final de la eternidad el 9 de noviembre de 2013
Publicado por Lino Moinelo el domingo, 1 de junio de 2014 0 comentarios [Más...]


Si te gustó Star Trek, sobre todo la original, o el ritmo de Battlestar Galáctica, o el ambiente de la película Pandorum (2009), no dejes de leer “Próxima Centauri”, aunque sea de 1935. Murray Leinster nunca decepciona. Ya hemos reseñado sus obras El planeta solitario (1978), Fuera de este mundo (1958) y Mundo prohibido (1962), y cada vez estoy más convencido de que es uno de los grandes de la ciencia-ficción.

Leinster publicó “Próxima Centauri” en la mítica revista pulp Astouding Stories en marzo de 1935. La historia causó gran impacto porque aplicaba a una space opera conceptos científicos que condicionaban su desarrollo y que se adelantaban a su tiempo, como era el límite de la velocidad de la luz en los viajes interestelares. Si a esto añadimos el maravilloso ritmo narrativo y lo bien pensada que está, es lógico que Isaac Asimov la seleccionara para los relatos que componen el libro Before the Golden Age y en España el segundo volumen de La Edad de Oro de la Ciencia Ficción.
Publicado por Jorge Vilches el domingo, 25 de mayo de 2014 0 comentarios [Más...]
Ya está DISPONIBLE la versión definitiva en PDF del nº 8 de  la revista PLANETAS PROHIBIDOS


Puedes descargar gratuitamente la revista AQUÍ.
Publicado por Jorge Vilches el viernes, 16 de mayo de 2014 0 comentarios [Más...]
El otro día compré un libro antiguo; viejo que diría alguno con mucha razón. Salía del Pasadizo de San Ginés, en Madrid, abrazado a mi chica y hablando de lo poco que me gusta Valle-Inclán. Nos paramos en la conocida librería que da a la ahora peatonal calle Arenal. Libros a tres, seis, diez y más euros. Eché un vistazo. Hacía una tarde maravillosa, de esas en las que parece posible cualquier cosa. Los títulos de los ejemplares baratos eran graciosos, entrañables y extraños, pasados de moda, propios de otros tiempos. Y allí estaba: “Ciencia ficción, selección 21”, de la editorial Bruguera. El Libro Amigo. 1976. Ja. La portada era como para esconderla. Al fondo se veía un enorme casco, posiblemente de astronauta, y en primer plano gente ataviada con túnicas, asustada, con los brazos en alto porque se les desprendía la cabeza. De su cuello salían tres rayitas para dar la sensación de que se les separaba violentamente. Lo compré, por supuesto. Tres euros. Dentro tiene una novela completa de Jack VanceEl hombre sin rostro, de 1971, y una de esas introducciones de Carlos Fabretti que te hacen creer que el Che va a aparecer paseando por la Puerta del Sol de un momento a otro.
Publicado por Jorge Vilches el domingo, 11 de mayo de 2014 0 comentarios [Más...]
CARA DE MUERTO
Luis Guallar
ISBN: 
97884942208
Portada:Joe Day
Tyrannosaurus books
Colección: Monters Unleashed
Argumento Editorial:

Para Colton Wheeler no resulta fácil vivir a la sombra de su difunto hermano Patrick, uno de los delincuentes más buscados de todo Texas. Pero cuando el misterioso forajido al que unos llaman Mano Lenta y otros Cara de Muerto comienza a sembrar el terror, Colton encuentra el modo de limpiar el nombre de su familia: él cazará a ese monstruo imparable de dos metros y formado por pedazos de cadáveres. Pero Colton no puede detener solo a "Cara de Muerto", así que tendrá que reunir a un variopinto y desavenido grupo de asesinos, pistoleros y mercenarios para cazar al que no es otro que la monstruosa creación del fallecido doctor Frankenstein. ¿Qué busca ese monstruo en su sangriento periplo por el país? ¿Lograrán detenerle antes de matarse unos a otros? La cacería ha empezado.

Opinión:

En este caso, más que el propio monstruo, que también, lo más atractivo de la novela es la ambientación y los personajes típicos del “far west”. Claro que esa es la intención de Monsters Unleashed, el situar a los monstruos de la literatura de terror en ambientes diferentes a los acostumbrados en las obras en las que suelen aparecer. Además, este situar a los monstruos fuera de su ambiente también pretende que sea percibido como una “película de serie b”, ajenos a la literatura clásica de terror.  En este mismo sitio se han reseñado los dos volúmenes anteriores de esta colección, Batalla por Chicago -Drácula vs. la Momia.  (Tony Jiménez) y Drácula y los crímenes de Jack el destripador  (Miguel Ángel Naharro); en ellos, ya damos cuenta, incluso con palabras de los autores, de las características de esta colección.
En ésta, el autor (del que ya realizamos una reseña de su obra El puente del diablo   toma los elementos típicos del western (forajidos, caza recompensas, jueces de la horca, marshals, pueblos típicos del Oeste Norteamericano, Saloons, sheriffs, etc), y los utiliza como complemento a las andanzas del monstruo creado por el Doctor Frankenstein.


Pero hay más, mucho más; innumerables guiños a películas, libros, series, etc, unas muy perceptibles para los lectores, otras tal vez un poco más ocultas para el personal en general; así, un par de caballos que les prestan a  los protagonistas para poder moverse por el desierto se llaman Max e Interceptor; una conversación de porqué apodarse “Mano Lenta” (uno de los nombres por los que en la zona se conoce al monstruo), dado que para un pistolero es un mal nombre, pero que sería bueno para un guitarrista…; el doctor que trabaja para el juez que encomienda al protagonista la misión de atrapar al monstruo se apellida West, etc. Lo une todo ello a un humor a veces negro, otras “típico del oeste”, y desarrolla con todo ello una muy buena novela del oeste… con monstruos.

Como digo, la parte de novela del oeste, la del caza recompensas Colton Wheeler, su presentación, captura, misión, compañeros, etc, mantiene muy vivo el interés de lector; por otra parte, las andanzas del monstruo por la zona, su incursión en los poblados, sus andanzas, el terror que desencadena, etc, es otra parte en la que también destaca la ambientación western; he de decir aquí que tanto las escenas del monstruo, como otras posteriores durante la novela, son puramente gore, con desmembramientos, y acciones similares incluidas.

Como postre, nos prepara el autor un giro en la parte final de la novela, que a partir de cierto momento casi podíamos haber intuído, pero que une a otro, proveniente de alguno de los guiños comentados anteriormente. A partir de ese momento, cuando ya nos hemos empapado bien de novela del oeste, pasamos a la novela de terror (ambientada en el oeste). El giro es gradual, bien llevado, hay acciones que desembocan en ello… y, aún así, el autor consigue sorprendernos. Llegamos a la acción sin límites, a extrañas alianzas, a pueblos habitados por monstruos, a oscuras confesiones… y a darnos cuenta de que sí, teníamos razón en cuanto a ese Doctor West al que hacíamos referencia antes. 

Por otro lado, también podríamos decir que trata de la soledad, de la incomprensión al diferente; tanto por parte del monstruo de Frankenstein, como de Colton, al que su herencia familiar como hermano de uno de lo más temibles forajidos, su profesión como caza recompensas,  así como la cicatriz que afea su rostro (¿Jonah Hex?) le convierten prácticamente en un paria. Lo del monstruo ya es conocido; aquí su “pesar” se traslada al oeste, donde su ansia de pasar desapercibido, de ser como lo demás, es lo que realmente desencadena el horror, dado que su esencia es ser diferente, un ser apartado, por su misma concepción, del resto de la humanidad. Es decir, se traslada el escenario, pero la esencia es la misma.
Y lo mismo puede decirse de alguno de los compañeros de Colton en su aventura; seres a veces desarraigados, fuera de su entorno natural, bien sea por sed de aventuras, por rencillas privadas, o por cualquier otra causa pero, que en realidad, buscan su mutua compañía por no encajar claramente con el resto de la sociedad.

Además, por el enfrentamiento comentado más arriba, cuando se produce el giro que desemboca definitivamente en la novela de terror, podríamos pensar que también se produce una lucha entre el ser solitario, que no encaja (pero que, a su pesar, tiene que colaborar con otros parecidos a él), y la masa de seres indistinguibles, una sociedad adocenada que sólo sabe obedecer a un superior. Una dicotomía ser solitario, al margen de la sociedad (monstruo)/ masa de gente sin opinión ni pensamiento (más monstruoso aún).


Y, como digo, todo encajado en una buena novela del oeste, bien narrada, con personajes muy bien definidos, y donde el solitario monstruo actúa de catalizador de la acción.  
Publicado por JAVIER el sábado, 10 de mayo de 2014 2 comentarios [Más...]
Ilustración cedida por el artista Eduardo Peña, propuesta para la portada del nº 9 de la revista. Más ilustraciones en su web: chino-rino2.blogspot.com

Pulsar para ampliar

Publicado por Lino Moinelo el domingo, 4 de mayo de 2014 4 comentarios [Más...]
ISBN; 9789415065937
Colección: Púrpura 55
Género: novela
Precio: 16.90 €
Páginas: 224
Encuadernación: Rústica
1ª Edición: Marzo 2014
Argumento:

El Madrid de 1908 se ve sacudido por una ola de muertes inexplicables. Un profesor de biología es aplastado por el esqueleto de un dinosaurio. Un alto funcionario del gobierno se desangra en una sala de fiesta. Un desconocido interrumpe la vía del tren con un papel escrito a mano en la pechera. Lo único que todos estos cadáveres tienen en común es un hombre: Salomón Fo, el científico más brillante del reino, amante de los pasteles con mucho azúcar, y dotado de un cociente intelectual extraordinario. El profesor Fo se verá abocado a tratar de resolver esta serie sangrienta: y al hacerlo, se internará en una tupida red de mentiras, espionaje, secretos de Estado y experimentos aberrantes que jamás deberían ver la luz pública. Comienzan las andanzas del profesor Fo: misterio, aventuras y ciencias puras.

Opinión

Una más que interesante novela de misterio, y de terror, y que en algunas reseñas he llegado a ver que la califican de ciencia ficción, lo que también podría decirse que es, dada la naturaleza del experimento desencadenante de toda la trama.
Uno de los grandes aciertos del libro es su ambientación, en un Madrid de principios de Siglo XX, concretamente en 1908.  Nos conduce esto a una novela de ambientación ucrónica, donde la fantasía, el terror y la ciencia se dan la mano, todo ello aderezado por gotas de humor, y personajes en la más pura tradición de Sherlock Holmes. Todo eso le da un agradable aire, un cierto regustillo, pulp. (como digo, agradable, bueno, no vayáis a creer que es algo peyorativo, si no bueno).

Nos lleva el autor por un recorrido por diversos pasajes de Madrid, y de otras partes de España, pero más que geográficos, temporales, lo que da un toque extra a la novela. Además, la caracterización de los personajes principales, en especial el “reportero” Elías Arce, y la hija del brillante profesor Salomón Fo, Irene, está muy bien lograda, así como la relación entre ambos, y con el resto de personajes. También encontramos durante la lectura momentos de humor, así como de sátira, y de cinismo; en concreto cuando alguno de los personajes (sobre todo Elías) se enfrenta, casi se choca, podríamos decir, con la dura realidad. Pero no sólo él, sino también los demás personajes deben  de enfrentarse a la dura realidad, salir de su “zona de confort” y afrontar el mundo real, más duro de lo que imaginan; y sobre todo, cuando la amenaza de un asesino en serie se cierne sobre ellos.



Tal vez aquí la resolución del caso, el conocer al asesino y sus motivos sea lo de menos en esta novela. Casi podría atreverme a decir que es un vehículo, la excusa para el viaje que el autor nos propone por unos lugares y unos tiempos distantes, así como por la personalidad, y sus cambios, de los protagonistas. Indudablemente, la trama, cómo se van conociendo las causas, las relaciones entre los asesinados, los personajes implicados, el motivo, etc, tiene su importancia; más sobre todo cuando finalmente se va aclarando. Pero mientras, ha sido un accesorio, un transporte para mostrarnos a un grupo de seres muy distintos entre sí, con motivaciones muy diversas, que no tienen más remedio que cooperar si quieren resolver el caso o, simplemente, sobrevivir. El cómo esas relaciones, de personas en principio solitarias y reservadas, va modelando su ser, su manera de relacionarse de los demás y de enfrentarse a las vicisitudes de la vida, y lo que ello conlleva.

Conoceremos a Elías Arce, “el más incapaz de los hombres”, a Salomón Fo, el más brillante del reino, su hija Irene, la más inteligente de las mujeres, el sirviente de Salomón, que tiene más de doscientos años. Todos ellos embarcados, algunos muy a su pesar, otros en busca de la noticia que haga valer su valía, en la búsqueda del asesino de los colegas de Salomón Fo. Además, seremos testigos de los avances que “el nuevo siglo” trae, de los entresijos de un famosos periódico, de los métodos de trabajo científico, de las envidias entre los mismos científicos, de la soledad del ser humano cuando está buscando su grandeza, o simplemente se encuentra desplazado, de las relaciones entre personas de diferentes esferas, tanto sociales, como intelectuales…
Todo ello en una trama de suspense y terror, desencadenada por unas investigaciones científicas.

Gran cantidad de material, ideas, conocimiento, tramas, eventos, sucesos, personajes, etc, en realmente pocas páginas. Pero en la escritura del autor todo fluye adecuadamente, cada cosa ocupa su sitio; incluso los elementos ucrónicos se amalgaman perfectamente con los reales. Es más, aunque la novela tiene un claro final, deja un hilo abierto para posibles y futuras continuaciones, que realmente me gustaría que escribiera, para disfrutar de nuevo de estos personajes y escenarios que nos presenta el autor.

Publicado por JAVIER el martes, 29 de abril de 2014 0 comentarios [Más...]
Los dos autores más citados en las contraportadas de los libros de terror son Lovecraft Stephen King. Los editores están desesperados por conectar con unos lectores difíciles de convencer, por lo que recurren a casi cualquier cosa para llamar la atención. Retuercen frases y colocan citas para relacionar al escritor con los dos afamados autores del género. Así, cuando leí en la sobrecubierta del libro de Stewart O’Nan que éste era algo parecido al discípulo aventajado de Stephen King, pensé: “¿Otro?”. El editor había puesto en negrita: “Si aún no has leído a Stewart O’Nan, ¡no sé a qué estás esperando!” (Stephen King, Entertaiment Weekly). En fin. Además, en la sinopsis trasera daba a entender que en la acción del libro había mordiscos -"mandíbulas de miedo y muerte"-; es decir, que los muertos de Amistad, el pueblecito escenario de la obra,  parecía que se convertían en zombis. Claro, ¿cómo no aprovechar la moda zombi con una alusión velada que no compromete? Aun así decidí comprarlo, y entendí perfectamente la sinopsis: es un libro muy difícil de vender a no ser que conozcas al autor o leas las primeras páginas. ¿Por qué? La razón es que no se trata de una historia al uso, con su estructura formal, de presentación, nudo y desenlace. No hay una construcción enrevesada de la trama, con resolución final sorprendente. Pero que esto no confunda: el libro merece la pena. Veamos por qué.

Publicado por Jorge Vilches el domingo, 27 de abril de 2014 0 comentarios [Más...]
Nuestro amigo Daniel Rodríguez Herrera, más conocido en el mundillo del fandom como "Multivac" -nombre que Asimov dio a un ordenador gigantesco-, nos da sus DIEZ LIBROS IMPRESCINDIBLES de la ciencia-ficción. Es discutible porque cada uno haría su selección, pero merece la pena echar un vistazo. La selección la presentó en un especial sobre ciencia-ficción del programa de Esradio LD LIBROS. Os dejo el enlace al audio

Todos los libros que recoge son clásicos del género, de modo que, si está interesado en adentrarse en este mundo fantástico, aquí tiene buenas sugerencias para comenzar. Y si es ya un amante de la ciencia ficción encontrará en esta lista más de un título conocido. Los comentarios y juicios, huelga decirlo, son del propio DRH.
La luna es una cruel amante
La luna es una cruel amanteRobert Heinlein.
Durante varias décadas tres autores se repartieron los tres primeros puestos como los favoritos de los aficionados, y Heinlein (a quien retraté en La Ilustración Liberal) siempre salía el primero. Esta historia narra la rebelión de la Luna, convertida en colonia penitenciaria, como una suerte deremake futurista y libertario de la Revolución Americana.
Fundación, Isaac Asimov.
Publicado originalmente como tres libros y luego en un solo volumen, es una serie de relatos que describen el hundimiento del Imperio Galáctico y el germen del segundo, inspirado en la Historia de la decadencia y caída del Imperio Romano de Gibbon. Junto a Yo, robot son los mejores recopilatorios de relatos del género.
2001, odisea en el espacio
2001, Arthur C. Clarke.
¿Has visto 2001 y no te has enterado de nada? Pues léete el libro. Al contrario que Kubrick, Clarke es uno de los puntales de la llamada ciencia ficción dura, que intenta ser coherente con la ciencia conocida, hacer especulaciones que tengan sentido y dar ideas, más que sugerirlas.
El juego de Ender
El juego de Ender, Orson Scott Card.
Nos salimos de los clásicos y entramos a hablar de escritores que no están muertos. Card es unarara avis dentro de un género que tiende a dar más importancia a cosas como sociedades futuras e ideas sobre tecnologías extrañas, porque pone el foco en los personajes, especialmente en los niños, como sucede en esta historia de entrenamiento de un genio militar suficientemente joven para ser creativo y no estar maleado por el pasado.
La era del diamante
La era del diamante: Manual ilustrado para jovencitas, Neal Stephenson.
No voy a hablar del ciberpunk, porque me parece bastante aburrido en general: todo cortado por el mismo patrón. Pero como tenía cosas aprovechables, principalmente el foco en el futuro cercano y los cambios sociales producidos por la informática y las redes, se han aprovechado de ello en lo que se ha dado en llamar postcyberpunk, del que Stephenson es con diferencia el mejor exponente. Esta novela además es quizá la sociedad anarcocapitalista mejor construida que ha dado el ingenio de estos escritores.
Dune
Dune, Frank Herbert.
Aunque pueda extrañar a quienes hayan visto la peli de David Lynch, esta novela es citada frecuentemente como la mejor de la historia del género y algo así como la alternativa de la ciencia ficción a lo que es El señor de los anillos en la fantasía. Epopeya que mezcla aventuras, intrigas políticas, ecología, religión con el trasfondo del nacimiento de un héroe, que siempre mola.
Un mundo feliz
Un mundo feliz, Aldous Huxley.
Las distopías siempre han sido un clásico en el género, y quizá lo que más han tocado autores, digamos, no especialistas. Como 1984 es buena novela pero una porquería como novela de ciencia ficción, porque plantea un mundo que como alegoría está muy bien pero carece de lógica y coherencia interna, pues prefiero ésta.
Flores para Algernon
Flores para Algernon, Daniel Keyes.
Estos días se cumple el 55 aniversario de la publicación del relato que creció luego en esta novela. Está escrito en primera persona como el diario de progresos de un deficiente mental al que someten a una operación experimental para volverle listo. Hicieron peli (Charly), que le valió un Oscar al protagonista. El autor juega con la prosa, de modo que sabemos en qué estado dentro de la escala de inteligencia está el personaje en cada momento, y aUn así no te preguntas cómo este idiota puede escribir tan bien. Es una historia que te pone un nudo en la garganta.
El hombre demolido
El hombre demolido, Alfred Bester.
Bester es un tipo que publicó en los 50 dos novelas extraordinarias, desapareció 20 años y cuando volvió ya no fue lo mismo. Esta es mi preferida de las dos. Es una novela policiaca situada en un futuro en el que una parte de la población es telépata y el protagonista quiere cometer un crimen.Una de las novelas más ingeniosas y mejor resueltas del género.
Crónicas marcianas
Crónicas marcianas, Ray Bradbury.
Bradbury, generalmente, no me gusta. Es un escritor que no tenía fe en la ciencia ni en el futuro y que, por ejemplo, en estas historias sobre la colonización de Marte pone canales en el Planeta Rojo, algo que para cuando las escribió ya se sabía que era falso. Pero tenía una capacidad poética y un cierto romanticismo que contrasta con el resto del género. "Vendrán lluvias suaves", incluido en este volumen, sigue siendo uno de mis relatos preferidos.
Publicado por Jorge Vilches el miércoles, 23 de abril de 2014 5 comentarios [Más...]
1ª Edición, Enero 2014
© 2014 Juan Miguel Aguilera 
© Penguin Random House Grupo Editorial S.A.
Fantascy
SINOPSIS EDITORIAL
Una epopeya fantástica del conocido personaje Sindbad el marino, firmada por uno de los escritores mejor valorados por la crítica y el público especializado en ciencia ficción.
Sindbad es el intrépido capitán de la nave mercante El Viajero. Atracado en el puerto de Basora tras una larga travesía, encuentra un polizón escondido en la bodega: es el joven Radi, perseguido por unos extranjeros que han asesinado a su hermano y buscan un misterioso libro que obra en su poder. Sindbad decide ayudarle y satisfacer de esta manera su instinto aventurero que tanta fortuna le ha reportado.
Comienza así una epopeya fantástica que conduce a un grupo de aventureros por territorios tan exóticos como Basora, Bagdad, la isla de Zanzíbar, el río Pangani y la “Tierra de los Negros” (actual Tanzania) hacia el remoto País del Sueño. En su camino afrontarán todo tipo de peligros, enemigos, criaturas fantásticas, ciudades perdidas, reinos ocultos, y un interminable etcétera de maravillas hasta llegar a la ciudad de Salomón, donde se guarda el mayor tesoro de todos los tiempos y donde tendrá lugar un enfrentamiento épico que dirimirá el mismísimo destino de la humanidad.
(leer extracto)


OPINIÓN

   Suele comentar Juan Miguel Aguilera que no le gusta la fantasía. Los que conozcáis sus obras sabréis que prácticamente se pueden encuadrar en ciencia ficción (tirando a la vertiente dura) y en fantasía histórica; pero en esta última la fantasía viene dada porque la tecnología que aparece en ellas es demasiado avanzada para la época, y ya sabemos que cualquier tecnología suficientemente avanzada, puede ser indistinguible de la magia. Sin embargo, él mismo llegó a la conclusión de que lo que no le gusta es la fantasía “típica/tópica”, la proveniente de la mitología nórdica y germánica, pero que sí le gusta la mediterránea y la oriental. Unido a esto, comenta que recuerda con placer las películas de temática fantástica oriental, y en las que participó Harry Harryhausen. En especial, las de Simbad (Sindbad), las de las Mil y una Noches, y similares. Curiosamente, hace poco recuperamos una entrevista antigua de Juan Miguel de Cyberdark.net, y él mismo ha comentado que ya por entonces se notaba su fascinación por Sindbad.

Publicado por JAVIER el martes, 15 de abril de 2014 0 comentarios [Más...]