¡Compártelo! Compártelo

El miedo al error

Por Lino Moinelo a las 19:00 el viernes, 17 de junio de 2011 6 comentarios
Etiquetas: ,
Tamaño del texto: +A -A
Recopilatorio de autores de ciencia-ficción españoles
A tenor de lo que en los principales medios de comunicación se puede observar, podríamos pensar que la ciencia-ficción es un género minoritario en España. Pero, si por un momento dejamos a un lado el medio literario minoritario en comparación, copado por detectives nórdicos y vampiros adolescentes, y consultamos en nuestro entorno inmediato (fuera de los círculos habituales del género), seguro que una mayoría de amigos, familiares y compañeros de trabajo ven con agrado alguna película o serie de televisión de este género.

Otro detalle que hace todavía más paradójica esta situación son las enormes colas que formaban los espectadores para ver películas como Avatar o la saga de Star Wars, los ríos de tinta electrónica que ha generado Blade Runner, o la increíble proliferación de descargas de series de televisión extranjeras con sus correspondientes comunidades de traductores de subtítulos, los cuales por simple altruismo informativo, dedican parte de su tiempo a la traducción compartida y organizada de series que tardarán años o meses en emitirse en España, si es que lo hacen.

¿Por qué ocurre esto? A mi parecer, hay una brecha entre el gran público y la respuesta en los grandes medios, editoriales y productoras. Parece que la tendencia está cambiando gracias a la incursión en este género de escritores habituales de otros derroteros, como Rosa Montero, y alguna serie de televisión como El Barco (Daniel Écija, et al.), aunque en éstas se evidencia todavía la falta de experiencia y gusto por los detalles en la producción, y la inclusión de multitud de estereotipos vulgares en los guiones. Pero esto ya es algo, pues hasta hace poco solo unos pocos y desconocidos valientes se atrevían con ello.

¿Cuál es la explicación?, se puede especular todo lo que queramos, pero hay algo de lo que se puede partir como base, de lo que podemos estar seguros y de lo que ya se ha hablado en alguna ocasión: la situación de la ciencia-ficción tiene su origen en las particularidades de la sociedad española.

Manifestantes en Valencia cambiando el nombre a la plaza, porque para cojones, los suyos.¿Y cuál es es esa particularidad? Hay un factor que se evidencia todavía más gracias a los recientes acontecimientos socio-políticos de mayo de 2011: la existencia de otra enorme brecha entre la sociedad y la clase política, que con toda probabilidad guarda un paralelismo milimétrico con la brecha mencionada de la ciencia-ficción en los mass-media y el público. Una clase política que controla los medios de comunicación y que hacen prevalecer determinado tipo de contenidos frente a otros, y que por algún motivo, cuando se decide invertir en productos de ciencia-ficción los dosifica con cuenta gotas y siempre dentro del terreno de lo convencional por no decir, vulgar.

¿Cuál es el motivo? ¿Por qué, de ser cierta esta hipótesis, es la ciencia-ficción objeto de esta tirria especial? Un motivo muy probable es que la ciencia-ficción es opuesta por naturaleza a la tendencia habitual en los productos televisivos, cinematográficos y los best-seller literarios. Podría existir algo en la ciencia-ficción que resulta incomodo a la oligarquía gobernante, algo que podría alterar el estado habitual de aborregamiento al que probablemente nos intentan inducir, cual betas atiborrados de soma como en Un Mundo Feliz (Aldous Huxley, 1932).

Cartel de la adaptación cinematográfica de la novela de George Orwell «1984»Dentro de ese estado de ignorante felicidad, hay una premisa que parece extenderse por doquier: la mayoría tiene la razón. Por tanto, hay que hacer lo que hace la mayoría. Es a lo que estamos desgraciadamente acostumbrados a causa de un sistema que otorga poder suficiente al ganador de una elecciones en las que la oferta electoral esta decidida en unos despachos, para modificar la realidad y el vocabulario a su capricho. Un incongruente Ministerio de Igualdad que se dedica a lo contrario de lo que su nombre indica al premiar diferencias determinadas, lo que recuerda tristemente al Ministerio de la Verdad (miniver) de la distópica 1984 (George Orwell, 1949) cuya función consistía en modificar el pasado real a su antojo.

Estos no son frikis, que vaaaaaaDe esta manera, el que no hace lo que la mayoría, se convierte en un friki. No son frikis por ejemplo, los seguidores acérrimos o hinchas de un equipo de fútbol, por aberrantes que puedan parecer algunos de sus comportamientos, al fin y al cabo estos entran dentro de la pauta establecida. Es friki o perro-flauta el que no sigue estas pautas, el que se atreve con otras posibilidades. Es friki el que se atreve a «equivocarse».

Prejuicios, inseguridad, miedo al ridículo, son varios y profundos problemas culturales los que bajo mi parecer, hemos padecido en España y que compartimos con muchos países latinos o hispanos, que nos atascan en los mismos defectos una y otra vez, sin salir, sin poder brillar, a pesar de tener gente muy valiosa pero que es ridiculizada hasta que sale al extranjero, donde ya es valorada. Por algún motivo parece que molesta que la gente destaque, nos los ponen en el objetivo y respondemos poniéndoles la zancadilla, nos reímos en cuanto cometen el más mínimo error. Apuñalamos por la espalda a nuestro vecino, mientras rendimos pleitesía al cacique. Quien sabe, tal vez todo esto por fin esté cambiando.

La ciencia-ficción consiste precisamente en saltarse las normas, en permitir a la mente salirse de lo convencional, algo a lo que pocos se atreven en España y menos valoran, pero que es fundamental e imprescindible para avanzar, para progresar, para aprender, para iniciar nuevas rutas aunque sean inciertas cuando es necesario, para explorar nuevos mundos. Es necesario para superar el miedo al error que en ocasiones, nos impide avanzar.

Lecturas de referencia

Artículo publicado originalmente en el blog El Fin de la Eternidad el 14 de junio de 2011

Publicado por Lino Moinelo suscribirse a los artículos de Lino:
Informático y documentalista despistado. Se aficionó a la ciencia-ficción cuando de pequeño le regalaron unos libros infantiles asesorados por el mismísimo Asimov. Tiene un blog dedicado a este género donde vuelca su afición: Al final de la Eternidad. Pudo graduarse en la Escuela de Batalla pero llegó tarde al examen. No obstante, se alistó como voluntario en la Flota Internacional, donde participa desde entonces en misiones interplanetarias de paz.

edit post

Comentarios

6 comentarios en 'El miedo al error'

  1. manuel
    https://planetasprohibidos.blogspot.com/2011/06/el-miedo-al-error.html?showComment=1308383252170#c5823982960939613242'> 18 de junio de 2011, 9:47  

    Además de lo que mencionas, creo más bien que la CF nunca ha calado en la sociedad y gustos españoles por no existir una tradición cultural al respecto. Para cuando aquí comenzó el género a reunir seguidores, en Estados Unidos o Inglaterra ya llevaba 50 años publicando en libros y revistas, rodando películas, generando un fandom, iconos culturales,... Y, aún así, como bien refleja The Big Bang Theory, incluso en EEUU los que son tan aficionados a la CF como los hinchas al fútbol, siguen siendo considerados "raritos" o frikis. Si los interesados en la cultura más allá de la televisión ya son minoría, los que militan en un sector pequeño de esa cultura, somos aún más excepcionales.

    No le atribuyo a los políticos una inteligencia maquiavélica que les permita pergeñar planes de dominio y control al estilo "1984". Son mediocres, torpes y poco ilustrados. Creo que se limitan a seguir el tono de la sociedad en general de la cual ellos mismos han salido.

    En fin, gracias a Internet siempre nos quedará nuestra comunidad... Un saludo

    http://universodecienciaficcion.blogspot.com/

    Responder al final (con cita al autor)
  2. Responder a continuación
  3. Lino

    https://planetasprohibidos.blogspot.com/2011/06/el-miedo-al-error.html?showComment=1308387929318#c8365243529407098027'> 18 de junio de 2011, 11:05  

    Hola Manuel. No me refiero a eso exactamente. Lo que quiero decir es por una parte, que la cifi ha calado en la sociedad española más de lo que nos cuentan los medios principales, por otra, que esa falta de cultura científica es responsabilidad no de la sociedad, sino de los dirigentes. No es a partes iguales ya que los sistemas políticos no permiten la participación, por lo tanto, todos los intentos de la sociedad por cambiar esta situación han sido bloqueados por el poder político durante un tiempo difícil de calcular, pero podrían ser de 30 a 50 años.

    En los EUA, los "frikis", tienen series de TV, películas, y hasta un conocido friki llamado George Lucas se ha hecho multimillonario en aquel país haciendo películas "de frikis". Eso si, el dinero ya no es friki para estas cosas, que aquí se venden tanto o más que en cualquier otro sitio, curiosamente.

    En Big Bang Theory, el rarito no es friki por ser aficionado a la ciencia-ficción, sino por ser un científico con poca vida social, que además le gusta la ciencia-ficción. Por lo demás la ciencia-ficción allí es un género mayoritario. En realidad los frikis de verdad somos los que nos gusta el hard. :-)

    Los políticos son torpes para lo que sus cargos requieren, pero es que nunca se les ha exigido que sean otra cosa, el sistema político y el de méritos para llegar al poder no lo permiten. No tienen nada que ver con ello. Sin embargo, si que tienen que ver con el engaño, manipulación, tergiversación, lenguaje populista, demagogia, apariencia, falsedad, cinismo, peloteo, trepismo, trafico de influencias, prevaricación, ...., para esto son unos auténticos maestros, que no te quepa duda.

    Saludos y gracias por comentar

    :-)

    Responder al final (con cita al autor)
  4. Responder a continuación
  5. Josep Martin Brown
    https://planetasprohibidos.blogspot.com/2011/06/el-miedo-al-error.html?showComment=1309083492465#c2999265153881253074'> 26 de junio de 2011, 12:18  

    ¿Miedo al ridículo por escribir Ciencia Ficción?
    (modo irónico en ON)
    Para nada. Josep Martín Brown camina por la calle con la cara bien alta -escondido tras un seudónimo-, y presume de hacer literatura prospectiva -si le preguntan por ello-.

    A la autora de Harry Potter no le avergüenza escribir para críos...
    Claro que si a mí me pagasen solo una fracción de lo que ella recibe, sería capaz de escribir para los gatos.

    Responder al final (con cita al autor)
  6. Responder a continuación
  7. Lino

    https://planetasprohibidos.blogspot.com/2011/06/el-miedo-al-error.html?showComment=1309120066912#c6770965098166283633'> 26 de junio de 2011, 22:27  

    @Josep Martin Brown, gracias por comentar y ¡que salgas del armario del seudónimo pronto! :-)

    Responder al final (con cita al autor)
  8. Responder a continuación
  9. Hedrigall
    https://planetasprohibidos.blogspot.com/2011/06/el-miedo-al-error.html?showComment=1309450285401#c8979046783950207545'> 30 de junio de 2011, 18:11  

    Coincido en varias de tus reflexiones, aunque para mi gusto te muestras demasiado distópico al atribuir tan gran parte de culpa a los agentes políticos (aunque no sean pocas las ocasiones en que me he sentido parte de la obra de Huxley u Orwell :) ).

    ¿Mass Media? Indudablemente culpables. ¿Nuestro acervo cultural, ese miedo al error? Es el origen de todo. De hecho, la prensa es la que es debido a nuestra singular cultura. Creo que das en el clavo al hablar de esa especie de mainstream español, que arrincona y ridiculiza al que es diferente.

    Imagino que el hecho de que la cultura anglosajona haya sido capaz de integrar el género Ci-Fi con normalidad en su sociedad (¿Cuántos años se lleva emitiendo Dr. Who por la BBC?) y la española aún lidie con ello en pleno siglo XXI debe estar relacionado, aunque sea levemente, con la liberalidad de sus gobiernos y sociedades en el siglo XX. Pero en fin, digo esto sin mayor conocimiento.

    Que la ciencia-ficción es necesaria para superar el miedo al error tan común por estos lares, es una frase tan cierta como bella. Sin imaginación estamos muertos.

    Felicidades por el artículo, Lino. Y aprovecho para felicitar a todo vuestro equipo por este estupendo blog y por una revista no menos genial.

    Saludos.

    Responder al final (con cita al autor)
  10. Responder a continuación
  11. Lino

    https://planetasprohibidos.blogspot.com/2011/06/el-miedo-al-error.html?showComment=1309466271988#c4250312524464393442'> 30 de junio de 2011, 22:37  

    @Hedrigall, muchas gracias por comentar y por tus palabras.
    Bueno, es posible que sea un poco conspiraonico con la clase política, pero aunque no sean plenamente conscientes y puede que no forme todo parte de un plan diabólico, el caso es que hay muchos indicadores que apuntan en la misma dirección. La cuestión es que entre los defectos de unos y otros nos cuesta salir del atolladero. Para ello no hay más remedio que buscar otros caminos alternativos aunque parezcan inciertos. ¿Como sería la España de la época de los grandes descubridores y navegantes, que junto con Portugal, sus gentes se aventuraban a iniciar nuevas rutas plagadas de misteriosos mitos? ¿qué se ha perdido desde entonces?

    Bienvenido y lástima que no podamos saber un poco más de ti que tu seudónimo. Has de salir también del armario. :-)

    Responder al final (con cita al autor)
  12. Responder a continuación

Publicar un comentario

Le recomendamos que copie su texto antes de publicarlo, sobre todo si es largo, para evitar perdidas por algún fallo al publicar. Seleccione el texto y pulse «tecla control + c». O redáctelo en un editor externo, copielo de igual manera y a continuación, pulse «tecla control + v» en el cajetín del formulario de comentarios.

Si tuviera cualquier otro problema, utilice el enlace alternativo «[Dejar un comentario con el formulario clásico...]», que podrá encontrar más abajo.

Gracias por comentar.
Autores de Planetas Prohibidos

Formulario clásico de comentarios: