¡Compártelo! Compártelo

Opinión: "Esta noche arderá el cielo", de Emilio Bueso

Por JAVIER a las 12:26 el domingo, 27 de octubre de 2013 0 comentarios



ISBN: 9788415065487
288 páginas |
Colección Púrpura 48
Rústica con solapas
Formato 14´1 x 21´5
PVP: 18 Euros
Primera Edición: Septiembre 2013
Sinopsis Editorial

La Trans-taiga es la carretera más larga y solitaria que puede recorrerse en el vasto norte canadiense: más de seiscientos kilómetros a través de un desierto boreal que mueren de pronto junto a un embalse abandonado. Un sitio que cruzar en moto, donde perderse con una mujer casada, acampar bajo la fosforescencia de la aurora y la lluvia de estrellas. Ése era en un principio el plan de Mac. Mac es un tipo que a veces necesita medicación y cuyos planes, a menudo, salen mal. Mac entiende de carburadores, de ataques de pánico y de y de rock and roll. De lo que no entiende Mac es de avionetas de contrabandistas en vuelo rasante, de armas biológicas y ancestrales secretos de los indios cree. Y va a tener que aprenderlo todo en una noche.



Opinión

Comenta el escritor Claudio Cerdán que esta novela es un western biohazard firmado por un Emilio Bueso desatado que, como la buena literatura, tiene varios niveles de lectura. Comentaban en la presentación el propio Emilio y Sergio Mars que algunos lectores la habían catalogado de novela de amor, otros de ciencia ficción, terror, etc. Como vemos, la novela es verdad que tiene múltiples lecturas, debido a las diferentes historias y personajes que se entremezclan en ellas.
Una de los puntos a favor de “Esta noche arderá el cielo” es que Emilio ha estado en el extraño escenario que nos presenta, que es un personaje más de la novela, casi el más importante; la Trans-Taiga, la monstruosa carretera que recorre el vasto norte canadiense, a través de un desierto boreal, en el que, como mucho, puedes cruzarte con un camión al día. Emilio ha vivido en sus carnes la soledad, el ilimitado silencio, las claras noches sin contaminación lumínica… todo ello da por pensar, en el puesto del hombre moderno en este mundo… y en un argumento para una novela, en la que se especula con qué pasaría si se estableciera una ruta de contrabando desde ese norte recóndito, aislado, prácticamente despoblado.
Además, el autor ha contado, además de con los lectores cero de la obra, con una serie de asesores, como por ejemplo el propio Sergio Mars (biólogo, escritor, y desde hace poco editor), por lo que no ha dejado nada al azar en la confección de la novela.

Pero sumado a todo esto hay una historia de amores imposibles, la de Mac y Perla, dos personajes con cicatrices interiores (y exteriores), con enormes problemas personales y de relación con el entorno, que sólo encontrarán un remedo de paz en su reencuentro, y en la libertad a bordo de sus motocicletas en la inmensidad de la Trans-taiga. Hay también agencias secretas, armas biológicas, espectaculares auroras, astrónomos aficionados, bandas de rock, motoristas,  leyendas y mitologías de Las Primeras Naciones (los indios cree e innui que pueblan esas tierras), drogas, sexo, etc.

El estilo del autor es conciso, contundente, de frases cortas y dando un aire de cierto desapego, como un narrador omniscente que además de conocer todo lo que nos está narrando, lo toma como una inmensa ironía, una cruel burla a la que son sometidos los personajes de esta obra.
Múltiples historias, variados personajes van dando razón de ser a esta obra. No sólo linealmente, sino valiéndose de frecuentes flash-backs con los que iremos conociendo la razón de ser de muchos de dichos personajes. Todo ello va conformando un tapiz que casi mentalmente el lector se ve abocado a ir tejiendo, para unirlo en el todo que finalmente  da sentido a la narración principal. Aún así, la novela no está exenta de giros que nos sorprenderán, por mucho que hayamos ido siguiendo minuciosamente las piezas que Emilio ha ido dejando por el camino.
Justamente por eso, justo antes de la presentación, Sergio Mars (presentador) le comentaba a Emilio (autor) que ésta era tal vez su obra más difícil, tanto para el lector general, como para el seguidor del resto de obras de Emilio. Y debo reconocer que algo de razón tiene; los múltiples niveles de lectura, sus frecuentes flash-back,  el estilo duro, conciso, casi cortante, de Emilio, hace que tengamos que coger esta novela sabiendo muy bien qué nos vamos a encontrar. Ni siquiera el resto de obras de Emilio nos preparan para esta nueva obra.
Pero cuando juntas todas las hebras del tapiz, cuando consigues juntar todas las piezas del puzzle y montarlo, cuando tienes una visión general del conjunto, nos encontramos con una muy buena novela en la que somos testigos, en menos de 300 páginas de múltiples historias.
Por eso hemos comenzado esta reseña con las palabras de Claudio Cerdán, porque es verdad que podría considerarse esta novela a modo de western, pero con elementos de ciencia ficción, terror, novela de amor, acción, novela social, etc.
Los personajes principales (bueno, Mac y Perla, los más protagonistas de todos los que aparecen en esta obra, que podría considerarse coral) tienen un pasado, a veces común, a veces simplemente tangente que les ha dañado. O incluso ellos han dañado a seres queridos, por su incapacidad social. Pese a ello, deberán reaccionar, saber adaptarse y convertirse en aquello que, tal vez, más les cuesta, debido a su odisea en la Trans-taiga, ese inhóspito lugar donde han tenido la mala suerte de ser testigos de un suceso que desencadenará múltiples acontecimientos, que irán desgranándose a lo largo de la novela, en la que iremos conociendo el porqué de la personalidad de cada personaje que aparece en la obra, y con un final que, como en otros giros que ha dado la novela, nos sorprenderá, y en este caso por partida doble.
Un final acorde con el resto de la narración, que podríamos decir que no esperábamos, pero que en el conjunto de la obra es totalmente coherente,

En definitiva, si eres seguidor de Emilio Bueso, consigue esta obra, aún sabiendo que es diferente a lo escrito por él en anteriores ocasiones. Si te apasiona la acción, mezclada con el tecno-triller, y aderezada con ciencia ficción (y unas gotas de terror), también.

J. Javier Arnau

 
    

Publicado por J. J. Arnau suscribirse a los artículos de J. Javier Arnau: Hay dos momentos claves que marcan su vida; la visión de La Guerra de las Galaxias, y la lectura de El Señor de los Anillos. Bueno, y Galáctica, y Doctor Who, y Asimov, Clarke, Orson Scott Card, Lovecrafft, Poe, Robert Howard, y Star Trek, Espacio 1999, El Planeta de los Simios (la serie),… el rock duro y el heavy metal. De vez en cuando, para desintoxicarse, se mete unas dosis de novela histórica (imaginando un escenario fantástico…). En fin, que ha tenido una vida muy marcada. Y así ha acabado, claro, ¿qué se podía esperar? (Blogs: Por Si Acaso: Previniendo Desastres, Delirios Varios, Currículum Literario)

edit post

Comentarios

0 comentarios en 'Opinión: "Esta noche arderá el cielo", de Emilio Bueso'

Publicar un comentario en la entrada

Le recomendamos que copie su texto antes de publicarlo, sobre todo si es largo, para evitar perdidas por algún fallo al publicar. Seleccione el texto y pulse «tecla control + c». O redáctelo en un editor externo, copielo de igual manera y a continuación, pulse «tecla control + v» en el cajetín del formulario de comentarios.

Si tuviera cualquier otro problema, utilice el enlace alternativo «[Dejar un comentario con el formulario clásico...]», que podrá encontrar más abajo.

Gracias por comentar.
Autores de Planetas Prohibidos

Formulario clásico de comentarios: