¡Compártelo! Compártelo

Opinión: "Ojos de Circo", de Jesús Gordillo y Javier Martos

Por JAVIER a las 21:02 el sábado, 15 de junio de 2013 0 comentarios
Etiquetas: , , , , ,
Tamaño del texto: +A -A
Autor: Jesús Gordillo y Javier Martos
  Género: Narrativa/Terror.
  Páginas: 266
  Editorial: Tyrannosaurus Books
  Fecha de publicación: mayo 2013
SINOPSIS:

  Desde niño, los ojos de Nicholas Campbell se esfuerzan por teñir de color circo el insípido planeta que forma su mundo, y que termina al final de su calle en Alabama. A la sombra de unas habilidades mentales poco comunes, y con una fascinación innata por la magia y el espectáculo, crecerá incomprendido en el seno de una familia de estricto corte militar. Esta lucha de colores que marca su infancia, y su inevitable participación en la Segunda Guerra Mundial, conseguirá que desarrolle una desbalanceada escala de valores, en la que el circo pasará a ocupar un indiscutible primer plano entre sus prioridades, hasta llegar a convertirse en la más oscura e insana de las obsesiones. Poco a poco, irá rodeándose de personas extrañas de todo el planeta que caminan sobre una línea que separa lo sobrenatural del simple capricho de la naturaleza.

De un modo grotesco, y buscando la felicidad que de niño le fue arrebatada, cada vez le exigirá más al concepto de espectáculo, llegando incluso a rebasar cualquier frontera de moralidad, legalidad y alimento para el espíritu. Una historia de circo, en la que no tiene límite alguno la frase «más difícil todavía», donde Nicholas tendrá que elegir entre la familia y la obsesión, entre el amor y la nada, entre vida y muerte.


OPINIÓN: 

Podríamos comenzar esta reseña con la conocida frase de “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, y con ella avanzaríamos bastante en esta crítica. Porque una de las tramas, la principal, la que proporciona la base a toda la estructura que es la novela, es la de un poder mal enfocado, un poder que ha sido dominado a solas por un niño, sin ningún mentor, nadie que supiese canalizarlo y enfocarlo. Al contrario, la estructura familiar, incluso la social del pequeño Nicholas Campbell, el protagonista de “Ojos de Circo”, han sido la causa de esa falta de responsabilidad al usar ese poder; es más por culpa de una familia centrada en una vida dedicada a las glorias militares, y al estricto seguimiento de los preceptos de la Biblia, así como un entorno hostil en cuanto a amistades, Nicholas desarrolla, a lo largo de su vida, un fuerte resentimiento, incluso deseos de venganza, hacia quien no le supo comprender ni querer.

Estructurada como un largo flashback, “Ojos de Circo” nos cuenta, a modo de crónica, la vida del protagonista desde su juventud en los años 30 en la Norteamérica inmediatamente posterior a la Gran Depresión, pasando por la Segunda Guerra Mundial, hasta su madurez en los años 60. Vemos pues, paralelamente, una historia de los USA más conservadores (Nicholas es de Alabama), con una familia que añora las gestas militares (su abuelo fue un héroe de la Gran Guerra –la 1ª Mundial), ultracatólica (la madre siempre busca en la Biblia respuestas a todo lo que ocurre a su alrededor). 

En ese ambiente, Nicholas Campbell nace “con ojos de circo”, no hace nada más que visualizar y desear ser mago de circo, alejándose de las directrices sociales que le rodean. Pero un  tremendo error (o así lo cree él) en el que está involucrada su mejor amiga (su posible romance amoroso en un futuro no muy lejano), y un entorno que en vez de ayudarle, no hace más que ponerle obstáculos, hacen que se aleje cada vez más de su familia, y se centre en sus habilidades especiales. 

Su paso por la Segunda Guerra Mundial, y la constatación de que su destino está siendo manejado por los mismos que de pequeño querían hacer de él, en contra de sus deseos, un héroe militar, es la gota que colma el vaso; abandonando todo y a todos, se centra cada vez más en sus deseos, desarrolla sus habilidades y su poder, y el resentimiento hacia todo lo que forma parte de su pasado llega a su cúlmen. Al mismo tiempo, eso hace que cada vez abrace más las tinieblas, y se interese más por lo extraño, lo oscuro, en definitiva, que escore su vida hacia las misteriosas fuerzas que siempre han sido parte de su vida, pero que ha tenido que aprender a manejar a escondidas, por simple fuerza de voluntad, y a través del método de ensayo y error.

Pero cada vez que recorre un camino, Nicholas se siente vacío, y cada vez se interna más y más en las tinieblas, y figuras de su pasado surgen para recordarle, y hacerle pagar, sus errores –errores muchas veces culpa de esa misma sociedad, incluso familia, que no ha sabido cómo tratar con quien no ha querido seguir sus estrictas y reglamentadas sendas.
Evidentemente, adentrarse en las sombras es peligroso, siempre.

Podríamos decir que  toda la vida del protagonista, su poder oculto, todos los familiares, amigos, conocidos, o simples figurantes, lo han conducido a un momento en el que nada le satisface, todo es poco para él, y sólo se siente –siempre momentáneamente- a gusto en el límite sombrío, entre los “monstruos de feria”; que sólo será parcialmente feliz entre los personajes de su propio circo, un circo basado en lo extraño, en el peligro, en lo oculto. Y que su pasado volverá a él, en el momento en que tal vez menos se lo espera, pero cuando más vulnerable parece ser. Y es que ya lo hemos comentado; adentrarse en las sombras es peligroso… siempre.

En definitiva, una buena novela que nos habla de un poder mal enfocado, debido a haberse dado en una familia de estrictos valores conservadores, en los USA de principio de siglo, que no han sabido tratar con quien no se ajusta a ellos, y que han intentado que nada se aparte de sus reglas. Y eso lleva al resentimiento, a las dudas, y a la culpabilidad, en último término. A la vez, vamos siendo testigos de parte de la historia del siglo XX; la gran depresión, la 2ª Guerra Mundial, las comunas hippies, etc.  


Biografía Jesús Gordillo y Javier Martos

Descarga el capítulo (pdf)

Nota de prensa



Publicado por J. J. Arnau suscribirse a los artículos de J. Javier Arnau: Hay dos momentos claves que marcan su vida; la visión de La Guerra de las Galaxias, y la lectura de El Señor de los Anillos. Bueno, y Galáctica, y Doctor Who, y Asimov, Clarke, Orson Scott Card, Lovecrafft, Poe, Robert Howard, y Star Trek, Espacio 1999, El Planeta de los Simios (la serie),… el rock duro y el heavy metal. De vez en cuando, para desintoxicarse, se mete unas dosis de novela histórica (imaginando un escenario fantástico…). En fin, que ha tenido una vida muy marcada. Y así ha acabado, claro, ¿qué se podía esperar? (Blogs: Por Si Acaso: Previniendo Desastres, Delirios Varios, Currículum Literario)

edit post

Comentarios

0 comentarios en 'Opinión: "Ojos de Circo", de Jesús Gordillo y Javier Martos'

Publicar un comentario en la entrada

Le recomendamos que copie su texto antes de publicarlo, sobre todo si es largo, para evitar perdidas por algún fallo al publicar. Seleccione el texto y pulse «tecla control + c». O redáctelo en un editor externo, copielo de igual manera y a continuación, pulse «tecla control + v» en el cajetín del formulario de comentarios.

Si tuviera cualquier otro problema, utilice el enlace alternativo «[Dejar un comentario con el formulario clásico...]», que podrá encontrar más abajo.

Gracias por comentar.
Autores de Planetas Prohibidos

Formulario clásico de comentarios: