¡Compártelo! Compártelo

Opinión: Drácula y los crímenes de Jack el destripador (Miguel Ángel Naharro)

Por JAVIER a las 18:38 el lunes, 4 de noviembre de 2013 0 comentarios

Sinopsis editorial:

En las calles del Londres victoriano, varias prostitutas de la ciudad aparecen horriblemente asesinadas. Un siniestro personaje, el Conde Drácula, el señor de los vampiros, que controla la sociedad masónica londinense e intenta sembrar de cadáveres y sangre el Imperio Británico, es quien está detrás de estas muertes; y sólo a quien los periódicos llaman Jack el Destripador, acompañado del Inspector Abberline, el alocado padre Mordeaux y la prostituta llamada Charlotte Reilly, se enfrentarán al príncipe de las tinieblas y a su legión de no muertos.
¡El horror indescriptible de los vampiros! ¡El poder de Drácula en toda su magnitud! ¡Los hijos de la noche atacando al mundo de los vivos! Y el afilado filo del bisturí de Jack el Destripador... ¡dispuesto a verter la sangre de los vampiros y detenerlos a cualquier precio!



Autor: Miguel Ángel Naharro
Género: Narrativa/Terror.
Páginas: 246Formato: 148 x 210 mm.
Portada color (300 gr.) con laminado mate, solapas.
Interior papel novela (80gr.) en blanco y negro.
Encuadernación fresada.
Fecha de publicación: 28 de septiembre 2013

 
Opinión:

Este es el segundo volumen de la línea “Monsters Unleashed”, de Tyrannosaurus Books  (del primero también publicaremos reseña próximanerte) y, según la propia editorial, “…pretende trasladar al papel la experiencia de estar viendo una película grindhouse a través de novelas pulp  protagonizadas por monstruos clásicos alejados de su concepción original y situados en ambientes y desarrollos más propios del cine de exploitation que de la literatura clásica de terror”

Bien, debo decir que creo que han conseguido llevar a buen término ese intento, y nos encontramos con una novela que, a pesar de utilizar dos personajes habituales de la literatura y el cine de terror, los sitúa en un ambiente distinto al que se suelen mover, a la vez que sus acciones, motivaciones, y metodología que emplean varían, en un caso podríamos que decir que “sutilmente”, pero en otro más bien drásticamente.
Cuando pensaba en cómo encarar esta reseña, estuve dudando en cómo calificarla, pues su mezcla de personajes, géneros, etc, hacían que no me cuadrase totalmente ninguna etiqueta. Finalmente decidí decir que era un pastiche de terror victoriano, con toques steampunk… e iba a añadir ucrónico, dado que parte de la historia que creemos cierta de Jack el destripador cambia con respecto a lo que aquí sucede, y el toque steampunk hace que lo podemos considerar una realidad alternativa. Pero tal vez sea intentar rizar el rizo demasiado, y no conviene liar las cosas.

Como se puede leer en contraportada, el terror que van sembrando las huestes de Drácula sólo es contrarrestado por Jack el destripador y sus aliados. Asistimos pues a un pastiche de las obras de terror, que une a varios protagonistas, pero que a su vez difiere notablemente de las ya conocidas, y le añade nuevos elementos. Así, a la conocida urbe del Londres victoriano, mil y una veces visto y/o leído, con Jack el destripador “haciendo de las suyas”, un comisario Lestrade muy diferente al que conocemos de las obras de COnan Doyle, un Conde Drácula en su etapa londinese, etc, s ele une un cielo plagado de dirigibles como medio de tranporte y recreo, y robots a vapor (que por cierto, durante la lectura creía que eran un toque “gratuito” del autor, pero al final adquieren verdadera relevancia para el desarrollo de la novela).

El autor recrea con acierto las escenas londinenses, tanto las “normales”, como las asociadas a las partes de terror y acción. Es decir, retrata acertadamente las calles de Londres, sus habitantes, sus instituciones, etc. Nombra también a Sherlock Holmes, explicando su ausencia de esta trama londinense. Pero también sabe recrear los ambientes más oscuros de los escondites de los acólitos del Conde Drácula, las sociedades masónicas formadas por las corruptas clases altas, el terror del ataque de los no muertos, la acción en las batallas entre las huestes demoníacas y los aliados de Jack, la intriga en las ivestigaciiones… en fin, que Miguel Ángel Naharro sabe hilar las tramas sobre un fondo bien construído sobre diferentes piezas.
Aparecerán libros arcanos, de los nombrados por Lovecraft o su circulo, un anticuario con artilugios que podemos reconocer del mundo actual (incluso del mundo de los cómics de superhéroes…).

En fin, un gran pastiche, y una grandiosa amalgama de elementos que, como he comentado en el caso de los robots, no están puestos ahí gratuitamente (bueno, en el caso de los artilugios del anticuario, tal vez sí; pero podemos pensar que así se potencia el resto de artículos que los protagonistas adquieren), sino que todos tendrán un peso, mayor o menor, en el desarrollo.

También quiero resaltar la gran ilustración de portada, obra de Daniel Expósito Zafra.

Y ahora, un gran “pero”; a la novela le hace falta una revisión (al menos), a fondo. Además de unos cuantos fallos ortográficos y de construcción de las frases, el tema de las tildes… hay una gran cantidad de palabras con los acentos ortográficos muy mal situados, tantas que en ciertos momentos llegan a molestar bastante por su abundancia y cercanía. Y, además, si la está leyendo para realizar reseña, hasta llega un momento en que más que en la lectura, en lo que se está pendiente es en ver cuando aparecerá la siguiente mal acentuada (y ya digo que a veces pasa muy seguido). Unido a lo que comento de ortografía y errores en las frases, deslucen en gran medida este volumen. Todavía no he leído  la novela que inaugura esta línea, pero ahora estoy viendo que el corrector no es el mismo, con lo que espero que no tenga los errores que existen en ésta.  


J. Javier Arnau

Publicado por J. J. Arnau suscribirse a los artículos de J. Javier Arnau: Hay dos momentos claves que marcan su vida; la visión de La Guerra de las Galaxias, y la lectura de El Señor de los Anillos. Bueno, y Galáctica, y Doctor Who, y Asimov, Clarke, Orson Scott Card, Lovecrafft, Poe, Robert Howard, y Star Trek, Espacio 1999, El Planeta de los Simios (la serie),… el rock duro y el heavy metal. De vez en cuando, para desintoxicarse, se mete unas dosis de novela histórica (imaginando un escenario fantástico…). En fin, que ha tenido una vida muy marcada. Y así ha acabado, claro, ¿qué se podía esperar? (Blogs: Por Si Acaso: Previniendo Desastres, Delirios Varios, Currículum Literario)

edit post

Comentarios

0 comentarios en 'Opinión: Drácula y los crímenes de Jack el destripador (Miguel Ángel Naharro)'

Publicar un comentario en la entrada

Le recomendamos que copie su texto antes de publicarlo, sobre todo si es largo, para evitar perdidas por algún fallo al publicar. Seleccione el texto y pulse «tecla control + c». O redáctelo en un editor externo, copielo de igual manera y a continuación, pulse «tecla control + v» en el cajetín del formulario de comentarios.

Si tuviera cualquier otro problema, utilice el enlace alternativo «[Dejar un comentario con el formulario clásico...]», que podrá encontrar más abajo.

Gracias por comentar.
Autores de Planetas Prohibidos

Formulario clásico de comentarios: