¡Compártelo! Compártelo

Crónica de una cacería de Troles (James McBryde/M.R. James)

Por JAVIER a las 21:16 el lunes, 1 de agosto de 2016 0 comentarios
Colección
La Caja de Pandora
Libro Ilustrado
Autor
Prólogo
M. R. James
Traducción
Óscar Mariscal
Portada
James McBryde
Páginas
80

Edición en papel

ISBN 9788494454998

Formato
14 x 21,5
M. R. James es conocido por sus historias de fantasmas; menos conocidas son otras facetas profesionales suyas, como la de filólogo, medievalista, traductor, etc. James McBryde es mucho menos conocido; médico por voluntad familiar, artista por decisión propia, al poco de acabar sus  estudios de medicina, dejó la profesión y comenzó los de arte. Estableciendo una profunda amistad con M. R. James, realizaron varios viajes al extranjero, en compañía de algunos amigos y compañeros académicos. Siendo MRJ director del Museo Fitzwilliams de la Universidad de Cambridge, realizaron un viaje acompañados de Will Stone, en 1899, por Escandinavia. A MRJ se le ocurrió que participaban en una expedición para capturar un trol para el museo que dirigía. Esa idea quedó latente y cuando McBryde pasó de la medicina al arte, le propuso a MRJ ilustrar sus relatos de fantasmas. Comenzaron esta tarea, que se vio interrumpida por la muerte de McBryde en 1904. MRJ decidió publicar sus relatos con las pocas láminas finalizadas por su amigo, así como una pequeña tirada de 100 ejemplares, como homenaje póstuma a su amigo, de “Crónica de una cacería de troles”. 
Aunque la idea inicial fue de MRJ, todo el desarrollo, texto e ilustraciones son de completa autoría de McBryde, apenas unas 38 páginas. Ésta fue la primera edición, y hasta 90 años después no se editaron otros 200 ejemplares. Ahora Hermida Editores recupera esta obra que, debido al prestigio de MRJ,  se había convertido en una pieza de coleccionista.

En las 38 páginas de esta novela gráfica (para mí, más bien relato lustrado), el autor hace gala de un gran sentido del humor, tanto en el texto como en las ilustraciones, evidentemente. Un dibujo sencillo, pero que cuando necesita más elaboración es capaz de añadirsela, acompañando a un diario de los tres cazadores de troles. Estos pasan por mil y una vicisitudes, no exentas de humor, como comentamos, hasta que consiguen su objetivo y muestran al extraño ser  a los socios del museo Fitzwilliams.

Una pequeña pega; el tamaño y tipo de letra, que hace algunas veces un poco dificultosa su lectura, dado que es un tipo de manuscrito acompañando a los dibujos (también algo pequeños) no muy fácil de leer.
Pero bueno los agradables dibujos, su sentido del humor, tanto de estos como del texto de acompañamiento, hacen de esta (novela gráfica, relato ilustrado) una obra agradable de leer.


Complementan el volumen el prólogo de M. R. James de 1904, hablando de  su amigo James McBryde, sus viajes, sus colaboraciones, el homenaje con la publicación de  su obra, etc;  una “noticia sobre el autor”,a  cargo de Óscar Mariscal, que es una pequeña biografía del autor y de su relación con MRJ (y de la que éste mantuvo con la familia del fallecido durante décadas); una cronología del autor y su obra; y un anexo con portadas de las primeras ediciones, y de obras de MRJ y McBryde.

La poco conocida novela gráfica Crónica de una cacería de troles se gestó durante uno de los viajes de M. R. James, W. J. Stone, y James McBryde –íntimo amigo de M. R. James, e ilustrador de sus primeros cuentos de fantasmas– y recrea en clave fantástica sus andanzas por tierras escandinavas, plagadas desde antaño de mitos y criaturas legendarias. La obra aúna la capacidad de fabulación de James y el arte y fino sentido del humor de McBryde.
El libro, hasta ahora inédito en español, se ha convertido en objeto de deseo de los coleccionistas de obras de James de todo el mundo, ya que existen sólo dos ediciones de cien y doscientos ejemplares respectivamente. La primera, de 1904, sirvió de homenaje de M. R. James a su amigo James McBryde tras su prematura muerte. La segunda edición, a cargo de la Ghost Story Press, vio la luz noventa años después.
«Los tres viajeros que aparecen en estas ilustraciones pueden tomarse como representaciones de nosotros tres; sin embargo –uno se permite al menos esa esperanza–, no con precisión fotográfica. La idea de la cacería de troles fue quizá sugerida por mí; mas fue acogida con general entusiasmo, pues todos nos habíamos sentido siempre atraídos por el folclore de Jutlandia, que puebla sus vastos y solitarios brezales con muchos seres extraños. El desarrollo de esta idea se debe enteramente a McBryde, y ofrece como característica una muestra de su particularísimo sentido del humor, tanto en los dibujos como en el texto, tal y como ahora es posible apreciar».
M. R. James

Publicado por J. J. Arnau suscribirse a los artículos de J. Javier Arnau: Hay dos momentos claves que marcan su vida; la visión de La Guerra de las Galaxias, y la lectura de El Señor de los Anillos. Bueno, y Galáctica, y Doctor Who, y Asimov, Clarke, Orson Scott Card, Lovecrafft, Poe, Robert Howard, y Star Trek, Espacio 1999, El Planeta de los Simios (la serie),… el rock duro y el heavy metal. De vez en cuando, para desintoxicarse, se mete unas dosis de novela histórica (imaginando un escenario fantástico…). En fin, que ha tenido una vida muy marcada. Y así ha acabado, claro, ¿qué se podía esperar? (Blogs: Por Si Acaso: Previniendo Desastres, Delirios Varios, Currículum Literario)

edit post

Comentarios

0 comentarios en 'Crónica de una cacería de Troles (James McBryde/M.R. James)'

Publicar un comentario

Le recomendamos que copie su texto antes de publicarlo, sobre todo si es largo, para evitar perdidas por algún fallo al publicar. Seleccione el texto y pulse «tecla control + c». O redáctelo en un editor externo, copielo de igual manera y a continuación, pulse «tecla control + v» en el cajetín del formulario de comentarios.

Si tuviera cualquier otro problema, utilice el enlace alternativo «[Dejar un comentario con el formulario clásico...]», que podrá encontrar más abajo.

Gracias por comentar.
Autores de Planetas Prohibidos

Formulario clásico de comentarios: