¡Compártelo! Compártelo

La máquina de la felicidad (José Antonio Suárez); reseña

Por JAVIER a las 16:14 el miércoles, 17 de agosto de 2016 0 comentarios
Espiral Ciencia-Ficción, número 58; Páginas: 328, PVP: 15 EUR; Portada:Koldo Campo; Fecha de aparición: Abril de 2016
ARGUMENTO

Todo candidato a un cargo público debe someterse a una prueba que certifique que no es un psicópata. Su fin: impedir que los sujetos peligrosos ocupen puestos de poder. ¿Qué cualidades definen a los humanos y por qué el mundo parece estar dominado por monstruos? El doctor Albino se gana la vida reconciliando a parejas en crisis, gracias a una tecnología pionera de estimulación neural que ofrece resultados sorprendentes. Andrés, psiquiatra que realiza pruebas con un escáner cerebral para descubrir a los cerebros fríos, intenta que su esposa Ester vuelva con él, pero hasta ahora ha fracasado. Albino es su última esperanza de recuperarla. Tomar atajos en el camino a la felicidad tiene un precio. ¿Estarías dispuesto a engañar a tus seres queridos para lograrla? ¿Elegirías ser feliz a cambio de sacrificar tu libertad?






RESEÑA

A mi entender, nos encontramos ante una novela que combina la parte hard con la literaria; es decir, contiene una gran dosis de ciencia ficción dura, pero al servicio de la historia, no como eje predominante de la novela. Esto es un mal que muchas veces se le ha achacado a la ciencia ficción dura; que muchas veces deviene en un mero expositor de las ideas que el autor quiera comunicar, de los posibles avances científicos, dejando de lado la parte literaria (es decir, sin preocuparse de que sea una narración fluída, de hacerla interesante para el lector), e incluso de la trama que, en teoría, debería servir de base a la novela. Aquí no; en esta novela encontramos varias tramas paralelas, diferentes escenarios (que incluyen la política, la religión, la familia, la ciencia, el amor, la delincuencia en diferentes escalas, la realidad virtual, etc), y una serie de personajes que se mueven por ellos, también de diferentes niveles y clases, cada uno con sus motivaciones y características que lo definen y ayudan a situarlo en su escala determinada.

Me consta que una de las grandes tareas del autor es la documentación; por ello el sesgo de ciencia ficción dura que adquiere la novela, en este caso en las ciencias médicas y en las nanotecnologías; las pruebas a las que deben someterse los aspirantes a políticos, la estimulación neuronal para reconciliar parejas, las sondas conectomas  que se aspiran como polvo, y se reensamblan en el cerebro del sujeto, reconfigurando su funcionalidad, etc. También en otros aspectos como la realidad virtual, la informática a alto nivel (programaciones, pirateo, tecnología inversa…). A todo esto, hay que añadirle las diferentes relaciones entre los protagonistas (podríamos decir que es una novela coral), un gobierno de clara ascendencia democristiana que por un lado confabula hacia su propio interés, jugando con ventaja al controlar las pruebas para poder ser político, mientras que por otro persigue y penaliza a quien trata de aprovecharse de dicha circunstancia. Además, ese gobierno trata de influir, mediante la nanotecnología y la neurología en la población, tanto para favorecer sus intereses políticos, como la de las empresas que les apoyan o de las que, directamente, son propietarios. Evidentemente, hará un grupo que, casi con las mismas armas, luche contra estos. Y en esta contienda, habrá daños colaterales; algunos de los implicados tomarán conciencia de todo esto, mientras que otros los considerarán simples números: de eso se trata en principio, de que en política no haya “psicópatas”, cerebros fríos, que se aprovechen de la gente sin sufrir remordimientos. Pero como hemos dicho… hecha la ley, hecha la trampa (aunque otra facción del gobierno persiga estas trampas).
En medio de todo esto, historias de amor, de reconciliación, de venganza, de mafias organizadas, de espionaje y contraespionaje, de avances científicos, de cambios en la personalidad, etc.

Una novela que aúna los avances científicos con la acción y diversas historias que confluyen en última instancia, hacia un final común… que después de todo lo leído se resuelve un poco…no precipitado, esa no sería la palabra, sino tal vez demasiado rápidamente; y voy a tratar de explicar la diferencia: precipitadamente sería que sin llegar a atar todos los cabos, sin amarrar del todo las situaciones, legáramos al final, mientras que rápidamente es que todo está adecuadamente atado y cerrado, pero que nos sabe a poco, después del interés con el que hemos seguido las diferentes tramas y la confluencia de ellas. Es decir, todo acaba atado y bien atado, el final es adecuado y coherente con todo lo que hemos estado leyendo, pero tal vez echemos de menos un poco más de desarrollo en esa parte final   (como digo, tal vez esa impresión venga dada por el interés con que hemos seguido todo lo anterior, lo que hace que quizá nos hubiera gustado seguir un poco más).

Así, que interesante novela que aúna una parte tecnológica (neurología, nano tecnología, realidad virtual, psiquiatría, etc)  con otra más de acción e intriga (mafias, extorsiones, intriga política, …).         


Publicado por J. J. Arnau suscribirse a los artículos de J. Javier Arnau: Hay dos momentos claves que marcan su vida; la visión de La Guerra de las Galaxias, y la lectura de El Señor de los Anillos. Bueno, y Galáctica, y Doctor Who, y Asimov, Clarke, Orson Scott Card, Lovecrafft, Poe, Robert Howard, y Star Trek, Espacio 1999, El Planeta de los Simios (la serie),… el rock duro y el heavy metal. De vez en cuando, para desintoxicarse, se mete unas dosis de novela histórica (imaginando un escenario fantástico…). En fin, que ha tenido una vida muy marcada. Y así ha acabado, claro, ¿qué se podía esperar? (Blogs: Por Si Acaso: Previniendo Desastres, Delirios Varios, Currículum Literario)

edit post

Comentarios

0 comentarios en 'La máquina de la felicidad (José Antonio Suárez); reseña'

Publicar un comentario

Le recomendamos que copie su texto antes de publicarlo, sobre todo si es largo, para evitar perdidas por algún fallo al publicar. Seleccione el texto y pulse «tecla control + c». O redáctelo en un editor externo, copielo de igual manera y a continuación, pulse «tecla control + v» en el cajetín del formulario de comentarios.

Si tuviera cualquier otro problema, utilice el enlace alternativo «[Dejar un comentario con el formulario clásico...]», que podrá encontrar más abajo.

Gracias por comentar.
Autores de Planetas Prohibidos

Formulario clásico de comentarios: