Archivo de mayo 2015


Título: Pórtico. Los anales de los Heechee
Título Original: (Gateway, 1977)
Autor: Frederik Pohl
Editorial: Nova
Colección: B Ciencia Ficción
© Frederik Pohl 1976, 1977
© Ediciones B, S.A., 2015
Traducción: Pilar Giralt y Mª Teresa Segur
Edición: 1ª Edición: Febrero 2015
ISBN: 9788490700563
Tapa: Blanda, bolsillo
"Pórtico" -los anales de los Heeche- es la novela que da inicio a la saga de los Heechee, pero que puede ser leída independientemente (es decir, como novela completa independiente). Resultó ganadora de los principales premios de la ciencia ficción en los años 1977 y 1978; Premio John W. Cambell Memorial ('78), Premio Nebula ('77), Premio Hugo ('78) y Premio Locus ('78).
En esta novela, la humanidad descubre una base alienígena abandonada cuyas naves parten a destinos desconocidos, con piloto automático, y no pueden ser manipuladas por los seres humanos. Estas naves a veces han regresado con objetos que suponen grandes fortunas… y otras no regresan, o lo hacen en condiciones catastróficas, con parte de sus tripulantes muertos. Se convierten así en una especie de "ruleta rusa", que ponen a prueba la codicia, la ambición, y el valor de los seres humanos que llegan a la base alienígena.
Frederik Pohl, además de una historia de ciencia ficción sobre unos enigmáticos extraterrestres que han desaparecido dejando atrás bases, naves, y multitud de objetos que los humanos no comprenden, nos muestra las miserias y valores de una humanidad enfrentada a lo desconocido. Lo hace tanto a nivel grupal con los humanos que llegan a la base dispuestos a probar suerte, después de haber pagado sumas altísimas para llegar hasta allí, como a nivel personal, en el personaje protagonista de Robinette Broadhead y en el de Gelle-Klara Moynlin. Humanos que ponen sus esperanzas en conseguir una buena "misión" y escapar de una vida de miserias, y otros que a pesar de eso mismo, no son capaces, y prefieren, una vez llegados a la base, sobrevivir en trabajos de mera subsistencia; humanos incapaces de superar sus miedos, de enfrentarse a sus fantasmas, y que prefieren la mera supervivencia a arriesgarse por un premio que puede ser enorme… o la muerte.
La  novela se estructura combinando los capítulos en la base Heechee, y los que el protagonista, un hombre ya de éxito pasados algunos años de su aventura en la base, acude regularmente a un robot psicoterapista, de nombre Sigfrid von Shrink, donde va contando su historia pasada, y donde van saliendo a relucir los motivos de su angustia, de sus miedos, de su sentido de culpabilidad. Así, las sesiones con el psicoterapeuta se tornan esenciales (aparte de que sirvan para ir hilvanando la "otra" historia") para ir conociendo la personalidad del protagonista, de donde vienen sus inquietudes, su tormento, a pesar de tenerlo todo en la vida. Poco a poco se van conociendo datos y hechos tanto de su pasado más remoto, como lo sucedido en la base; las relaciones con las mujeres de su vida, con los instructores, su pasividad y su indolencia frente a la oportunidad de su vida. Aparte de todo esto, iremos conociendo también el funcionamiento de la base, su ambiente y trabajadores, los diferentes tipos de naves heechees y las misiones a las que son "enviadas", las corporaciones que gestionan la base, los distintos objetos que son recuperados, etc. Es decir, toda la base de ciencia ficción que sustenta la historia del protagonista y sus dudas y miedos. También sirven para dar una pátina de "realidad" los diferentes anuncios que se van insertando a lo largo de la novela, los típicos y clásicos anuncios que se podrían encontrar en un virtual tablón de anuncios de una empresa, adaptados al ambiente en el que se desarrolla la historia, claro está; terapias de grupo, búsqueda de compañeros para llenar las naves, servicios religiosos, ventas por correo, cartas de reclamación, anuncios de recompensas por objetos recuperados o por observaciones científicas de nivel…, pero también de extractos de conferencias, ruedas de prensa, cursillos universitarios, etc. Así, aunque todo confluye en el personaje protagonista, y en los que le han acompañado durante su estancia en la base, podemos considerar que la novela tiene algunos niveles, pero de muy fácil lectura y acoplamiento entre ellos, que dan la base de ciencia ficción con una dosis de materialidad proporcionada por los diferentes intercalados que se suceden a lo largo de sus páginas.
Es decir, una novela que en realidad nos habla del ser humano, tanto como individuo como ser perteneciente a una especie, enfrentado a sus miedos, a sus temores, que prefiere mostrarse indolente frente a lo que podría ser la oportunidad de su vida, y que sin embargo ha realizado grandes sacrificios para llegar hasta ese momento. Todo ello en una situación de ciencia ficción que hace que, al contrario de lo que podría pensarse, la situación sea más creíble, e incluso más angustiante; esa base de cifi es la que hace que el hombre se enfrente a una situación límite, algo sumamente desconocido que hace aflorar todo lo bueno, y todo lo malo de la humanidad.
En resumen, imprescindible, y los propios galardones que mencionábamos al comienzo lo atestiguan. Pero, imprescindible tanto a nivel de ciencia ficción, y que funciona también perfectamente fuera de ese ámbito, como acabo de comentar en el párrafo anterior.     

Argumento:

La humanidad descubre una extraña base alienígena, en la que reposaban una serie de naves con unos destinos prefijados. Esos destinos, desconocidos para los hombres, pueden ser fuentes de enormes riquezas, o llevar al desastre. Los prospectores arriesgan sus vidas con la esperanza de conseguir una parte de esas riquezas. El protagonista, Robinette Broadhead llega a la base con esa esperanza… pero una vez allí, sus propios miedos le hacen dudar y no se decide en participar en ninguna misión. Y eso lo iremos conociendo cuando, años después, acude a sesiones de psicoterapia. Allí seremos testigos de qué pasó, y porqué, en el tiempo que pasó en la base.



Publicado por JAVIER el domingo, 24 de mayo de 2015 0 comentarios [Más...]
(The Invisible Man, 1897),  H. G. Wells
Editorial: Alianza, El libro de bolsillo
© by the Literary Executors of the Estate of H.G. Wells
©  Alianza Editorial, S.A.
Traducción: Miguel Ángel Pérez Pérez
Edición: 1ª Edición: 2015
ISBN: 9788420693927 Tapa: Blanda, bolsillo
   Estamos ante la versión original y primigenia de "El hombre invisible", un personaje que tal vez nos será más conocido por las versiones cinematográficas que por la literaria. Eso ha hecho, tal vez, que sea un personaje casi tan reconocido como otros del mundo del terror y fantástico, como puedan ser DráculaFrankenstein, etc. Como con esos otros, puede que tengamos una visión un tanto distorsionada del verdadero personaje, adulterado por las versiones cinematográficas, a las que a veces se les ha dado un sesgo cómico, y en otras se le ha alejado un tanto de los propósitos que su creador, H. G. Wells tenía para con él. No en vano Wells es reconocido como uno de los padres de la ciencia ficción, el que dio el paso del "romance científico" a lo que posteriormente se conocería como ciencia ficción; todos conoceréis la mayoría de sus obras, con lo que podéis haceros una idea bastante buena de lo que hablo ( "La guerra de los mundos", "La máquina del tiempo", "La isla del doctor Moreau", etc). Como puede comprobarse en las obras que acabo de citar, así como en otras suyas junto a la parte científica (ciencia ficción, fantasía), Wells añadía la preocupación por cómo avanzaría la ciencia, y qué pasaría si ésta caía en las manos equivocadas. Es decir, la preocupación por el mal uso del conocimiento científico, y las consecuencias de que éste estuviera al servicio de causas "equivocadas".
   Pues bien, todo esto se muestra claramente en la obra que nos ocupa, "El hombre invisible", escrita en 1897. En ella encontramos una ciencia bien explicada (lo cual no quiere decir que sea real ni realista, pero el autor se encarga de darle una pátina de verosimilitud), un personaje egoísta, manipulador, y con ansias de poder, una sociedad no preparada para tales sucesos, y el antagonista del primero, un personaje casi con los mismos conocimientos que el otro, pero con unas convicciones morales y personales totalmente diferentes. Gracias a este último conoceremos los hechos que llevaron al hombre invisible a la situación que se nos presenta en la obra, su pasado, y sus ideas para aprovecharse de su situación, a la que le costó no poco llegar a acostumbrase, y a la que piensa sacarle todo el partido posible. Así seremos testigos de los malos actos antes de ser invisible, de los que realiza en su propio provecho, sin dudar en dañar a los demás tanto antes de ser invisible como cuando lo es, y el enfrentamiento con  alguien que por cultura y conocimientos, casi podría ser su igual, pero que afortunadamente, se encuentra en el extremo opuesto moralmente del protagonista.
    Además, la obra está escrita empleando varias voces narrativas. A veces son los propios personajes los que cuentan a otros su historia, otras se utiliza la tercera persona más habitual para narrar las acciones y sucesos, así como los encuentros entre los diferentes personajes,  e incluso a veces se hace uso de una especie de crónica narrativa, a modo de un observador ajeno que nos cuenta lo que ha sucedido en determinados momentos (para entendernos, a modo de crónica periodística, pero sin que lo sea realmente). Todo esto, a mi parecer, le añade un halo de misterio, como de hecho real que nos viene expresado por diferentes puntos de vista, como si de testigos de lo acontecido se tratara y estuviéramos leyendo no una obra de ficción, si no una extensa relación de misteriosos sucesos.
En resumen, y por si no lo habéis adivinado durante la reseña, imprescindible.

(reseña publicada en Anika entre libros)
Publicado por JAVIER el sábado, 23 de mayo de 2015 1 comentarios [Más...]

¿Qué ha pasado en España desde que Televisión Española estrenara El Ministerio del Tiempo? ¿Qué ha pasado antes, que no hayamos advertido? La nueva serie española de televisión de ciencia-ficción —se hace raro decirlo, o mejor dicho, se hacía—, nos ha dejado a mucha gente ciertamente sorprendidos. Y ha sido así porque está bien hecha.
Publicado por Lino Moinelo el domingo, 10 de mayo de 2015 0 comentarios [Más...]
'Entropía', o el uso de conceptos científicos que estimulan la curiosidad del lector y lo familiarizanLa relación entre ciencia y ciencia-ficción es un asunto que parece condenado a eternas discusiones entre parte del público. Seguramente en unos casos es por saber poco, y en otros tal vez por saber demasiado —hay un tercer grupo que realmente parece que se divierte causando malentendidos, pero los dejaremos por ahora—.

Cuando se analiza la escrupulosidad científica de una obra de ciencia-ficción suelen obviarse dos factores que creo son, sin embargo, importantes:

Publicado por Lino Moinelo el domingo, 3 de mayo de 2015 0 comentarios [Más...]