Archivo de febrero 2014


Uno de los principales enigmas a los que se enfrenta la ciencia al investigar la posibilidad de viajar en el tiempo, y que por lo tanto constituye un punto fundamental alrededor del cual giran las obras de ciencia-ficción relacionadas, es comprender qué es.


El Tiempo


La mente humana y su percepción subjetiva del tiempoEn cierta forma, el tiempo posee unas características que no son susceptibles de ser explicadas por la ciencia, ya que lo que las personas entendemos por este concepto es tan solo la forma en cómo es percibido por nuestra mente, como consecuencia de la alteración producida en ella por el paso del mismo.


El transcurrir del tiempo no es para la física más que una magnitud que interviene en la mayoría de procesos, siendo nuestra mente una parte más del mundo físico, aunque sea la parte que utilizamos para interactuar con este.

En el artículo anterior se daba una explicación de las llamadas paradojas temporales: la consecuencia teórica de lo que podría ocurrir si se realizarse un viaje en el tiempo e interferir indebidamente en la línea temporal, al alterar la misma hasta el punto de impedir que se pueda realizar el propio viaje al no existir, por ejemplo, el autor del mismo.

Publicado por Lino Moinelo el domingo, 23 de febrero de 2014 0 comentarios [Más...]

 “Bienvenido. Entra, no seas tímido. Curiosea todo lo que quieras. Como ves, hay mucho donde elegir. Que no te engañen tus ojos, estos objetos pueden parecer corrientes, pero son especiales; todos ellos tienen alma. Son  una rareza, un verdadero tesoro. Poseen el poder de hacer realidad los sueños de sus propietarios. Pero debo advertirte: las pesadillas también son sueños. Si adquieres uno de estos objetos, será bajo tu propia responsabilidad. Es mi deber avisarte.

Bien, veo que mis advertencias no te harán cambiar de opinión.Suele ocurrir, cuando un objeto te encuentra y te elige. Enhorabuena, ahora te pertenece. Hasta el final. Espero que lo disfrutes.
Una última cosa, antes de que te marches: si llega el momento en que te arrepientas de haberlo adquirido, no vengas a reclamar. No se admiten devoluciones”.  

(Bea Magaña)



  


OPINIÓN:

Hace muy poco que reseñamos la anterior antología de La Pastilla Roja Ediciones, “No eres bienvenido”; es más, éste libro que nos ocupa ahora estaba leído desde hace unos días, pero esperamos a publicar la reseña para no juntar las dos en el blog…; manías, tal vez… Así, inevitablemente, esta reseña va a estar, digamos, condicionada por la anterior.

También quiero comentar que antes de comenzar a realizar la crítica, le pregunté al editor acerca de un par de dudas que tenía; si la selección de autores/relatos fue por convocatoria, o por llamamiento de la editorial, y si los objetos que daban base a los relatos fueron elegidos por cada autor, o asignados por el editor. Saber esto era importante para mí, pues no es lo mismo ser elegido entre muchos en una convocatoria, que ser llamado, ni escribir eligiendo el tema, que ser asignado por terceras personas. En este caso, me comentó el editor que los autores fueron contactados previamente, y que cada uno eligió el objeto, y que desde la editorial sólo se dedicaron a coordinar, entre otras cosas para que no se repitieran objetos/temas.

Vengo a comentar todo esto porque en ciertos momentos, ciertos relatos, me dieron la impresión de estar un poco “forzados”, como si para salirse de los tópicos de los objetos malditos, se buscaran algunos muy improbables, o aún siendo un poco más “lógicos”, el relato que originaban parecía, tal vez, un poco pasado de rosca.
He leído algún otro comentario, incluso el editor opina así, sobre que el tema elegido para “No eres bienvenido” restringía más que en esta la temática a seguir; es más, me comenta que en “Bueno, bonito, maldito”, leyendo dos relatos al azar, son tan diversos que no parece que sean de la misma antología, mientras que en la anterior, el tema era más cerrado. Sin embargo, a mí particularmente podría decirse que me gustó más la anterior y que, a pesar de que algunos relatos tenían bastante en común, me da la impresión de que se le supo sacar más partido (justamente, tal vez por ser más cerrado, la variedad brilla más) que a la que nos ocupa.

Como digo a menudo, no me malinterpretéis y creáis que estamos ante una mala obra; no es así, es una muy buena obra de relatos de terror, basada en los objetos malditos. Sólo que tal vez, en mi opinión, a algún que otro relato se le ha ido la mano queriendo ser original tanto con el objeto en cuestión, como con la trama. Pero esto, como venimos comentando, es una muestra de la enorme variedad que atesora el libro, y donde yo veo “exceso”, tal vez otros vean  diversidad, o complejidad.

Como es habitual, y muchos ya sabéis, no suelo reseñar uno por uno los relatos de las antologías, sobre todo en caso de varios autores, sino valorar en conjunto la obra. Bien, después de todo lo dicho, “Bueno, bonito, maldito”, posee relatos muy interesantes, de verdadera valía, que podrían figurar en cualquier antología de editoriales mucho más grandes. Entre ellos se pueden incluir esos que vengo comentando, los que a mí me han parecido un poco forzados, por el objeto elegido, o por el desarrollo (ya digo, otros comentarios elogian justamente eso).
Es una antología muy abierta, en la que los diversos objetos elegidos (un silbato de la guerra de secesión americana, un viejo candelabro, una lata de caviar, una silla de ruedas, un reloj de pulsera de la segunda guerra mundial… todos ellos, y más, objetos malditos, o que arrastran a quien los posee, o a las personas cercanas a ellos, hacia sucesos terribles), dan lugar asimismo a una gran variedad temática y estilística, lo que se agradece en un libro de estas características.

Luego, para gustos, como suele decirse, los colores; reconozco que ésta es muy buena y, sí, tal vez más variada que la anterior.

No desaprovechéis la ocasión de haceros con las antologías de esta pequeña editorial, están sacando productos muy interesantes hasta el momento (y no dudéis en participar, si se os presenta la ocasión, cada cierto tiempo suelen realizar convocatorias para nuevas antologías, y se acaba de cerrar el plazo para la de “Serie B”).

Relatos de la antología:


  1.  La Llave de Jacob Gibbons - Pablo García.
  2.  KaviarsSkaits 3 – Iván Mourín.
  3.  Aisling - Ana Morán.
  4.  El sabor de la locura - Álvaro Peiró.
  5.  La mudanza - Marta Junquera.
  6.  El reflejo del alma - Lucía Pérez.
  7.  El hechizo del estío - Beatriz Troitiño.
  8.  Hornet - Luis Guallar.
  9.  El informe - Raúl Ansola.
  10.  La butaca del infierno - Daniel Meralho.
  11.  El silbato de Irah - Néstor Allende.
  12.  La promesa - David Rozas.
  13.  Reliquias - Ana Martínez.

Publicado por JAVIER el miércoles, 19 de febrero de 2014 1 comentarios [Más...]
Número cuatro de la revista INARI. +Revista Planetas Prohibidos es citada como fanzine de ciencia-ficción en la página 16.

Como va siendo tradición cada dos meses, hoy os traemos el nuevo número de la revista bajo una temática, que al parecer os encantó: Ciencia ficción.

En esta ocasión tenemos como portada una ilustración realizada por Sara Cuervo, a la que también hemos entrevistado y nos enseña como realiza sus páginas de Seven Souls. También entrevistamos a los espectaculares Raúl Arnáiz y Óscar Herrero, autores del cómic Home, y al fotógrafo que todos los cosplayers quieren: AOJ.

Este número también cuenta con críticas al cómic de Henar Torinos, Mala estrella, al webcómic Der Ideal y al libro Dorian Stark de Alexis B.Delgado. Sin olvidarnos de los fanzines más interestantes sobre ciéncia ficción, el aclamado videojuego Portal, la serie Dollhouse o el estilo de rol Cyberpunk; así como un pequeño reportaje a Expocomic 2013, un dating sim de palomas y la primera parte de un tutorial que os vendrá genial para esas pelucas extrañas de vuestros cosplays.

Como siempre, y con la magnífica ayuda de nuestros lectores, este número de la revista viene repleto de ilustraciones y emocionantes relatos que no podéis dejar pasar.

¡Feliz lectura!

Fuente: INARI
Publicado por Lino Moinelo el 1 comentarios [Más...]
Reyes de Aire y Agua

Jesús Fernández Lozano

Avance en PDF (27 páginas)

ISBN: 9788494060632 
248 páginas
Rústica
Ed. Cápside  
Sinopsis.-

Todas las historias tienen algo de verdad y de mentira, pues son tan ciertas o tan falsas como el hombre que las cuenta. Prestadme oídos en esta ocasión, pues mi abuelo me contó esta historia, y de todas las cosas buenas o malas que hizo en esta vida, jamás mentira alguna salió de sus labios en las muchas ocasiones en las que habló conmigo. Así como él me la contó, yo os la cuento, honradas gentes, para que andéis precavidas en el comercio con las hadas y aprendáis que sólo dificultades pueden esperar los que se cruzan con tan extraño pueblo.

(argumento editorial)


Opinión.-

Decía Carlos Sisí en el prólogo de “Érase una Vez” (Kelonia Editorial) que los cuentos clásicos siempre han sido patrimonio de los niños… pero que la verdad es que ocultan muchas cosas, y una de esas cosas es el miedo. Sergio Mars, editor de Cápside, y por tanto del libro que nos ocupa, comenta en el Apéndice de éste que los cuentos de hadas son una de las muestras más antiguas de ficción, distinguibles de las leyendas por su reconocida cualidad ficticia, y de las fábulas por carecer de intencionalidad moralizante. Además, comenta que en el siglo XIX Wilhem Grimm trabajó sobre los cuentos clásicos reescribiéndolos para adecuarlos al gusto de los niños, que no eran el público originario. Asimismo, comenta que en cierto momento, toda la literatura fantástica era conocida como “cuentos de hadas”; hubieron de pasar décadas, y la influencia de los “Inklings” (de la que formaban parte, entre otros, Tolkien y C.S. Lewis) para que la fantasía feérica fuera objeto de estudio y recuperación.  La obra de Tolkien “El Señor de los Anillos”, se considera la madurez de la Fantasía Épica, a la vez que la surgida en los pulps norteamericanos la de Espada y Brujería, lo que conllevó a una reformulación del género, y una revisitación de las obras “pre”Tolkien, es decir, de la “fantasía feérica”, lo que influyó a autores más actuales.
Y entre esos autores influenciados por la fantasía feérica en su vertiente adulta (como comentamos, la originaria, la no reescrita para ajustarla a los gustos infantiles), podemos situar a Jesús Fernández Lozano, y a su obra “Reyes de aire y agua”. Además, el amplio currículum del autor en el género poético (a menudo fantástico), hace que el estilo de esta obra, compuesta por varios cuentos y dos poesías, se adecúe mucho al necesario para embellecer dichas obras; es decir, el autor sabe, en base a sus experiencias literarias previas, utilizar el estilo necesario para estos “cuentos de hadas para adultos”, como los denomina su editor. Y también, por ese bagage poético, sabe Jesús Fernández Lozano situar unas cuantas poesías/canciones en ciertos momentos de la narración muy bien ensambladas, que dotan a  dicha narración de un halo si cabe más “feérico”.

Publicado por JAVIER el domingo, 9 de febrero de 2014 0 comentarios [Más...]

Un estudio elaborado por científicos de la Universidad de Bristol ha determinado cómo se forman los planetas circumbinarios, que son aquellos cuya órbita abarca dos estrella, como Tatooine, el planeta natal de Luke Skywalker en Star Wars. Los resultados afirman que estos mundos se forman lejos de las estrellas y luego migran hasta formar el sistema.
Los astrónomos han estudiado a Kepler-34 (AB)b creando las primeras etapas de su formación a través de simulaciones por ordenador. Según han explicado los expertos, se ha utilizado un sofisticado modelo que calcula el efecto de la gravedad y las colisiones físicas dentro y entre un millón de bloques planetarios.

Leer más:  Te interesa. Ciencia
Fuente:  The Astrophysical Journal
Publicado por Lino Moinelo el 0 comentarios [Más...]
El cine y la literatura nos han contado el futuro fin de la Humanidad. En la mayoría de los casos está causado por un conflicto bélico -preferentemente atómico y/o biológico-, un cambio climático -qué bien se queda uno siendo políticamente correcto-, o una pandemia -con muertes definitivas o reversibles, me refiero a los siempre juguetones zombies-. Por supuesto, la CF ha añadido las invasiones alienígenas, que tuvieron su momento culminante en la añorada Edad de Oro, o la dominación robótica, o el terrible meteorito que se estampa contra el Planeta. Normalmente las obras de temática postapocalíptica contienen una moraleja. Esta novela corta de Jack London pertenece a este género, en concreto a aquellas cuyo elemento central es una epidemia, sin que el autor pueda resistir a la tentación de endosar al lector alguna que otra moralina política.

Publicado por Jorge Vilches el domingo, 2 de febrero de 2014 0 comentarios [Más...]