Archivo de diciembre 2013


El «teologo» de los Cylones de la moderna GalacticaLa cuestión de cuál es el papel que en la ciencia-ficción desempeña la religión suscita algunos enconados debates. Al parecer, algunos prejuicios y cierta antipatía a determinada jerarquía eclesiástica que ostenta un monopolio de la religión al que estos críticos no hacen seguramente más que fomentar, junto con un positivismo científico excesivo, lleva a opinar a algunos que los seres místicos no tienen cabida en el género.
Publicado por Lino Moinelo el domingo, 29 de diciembre de 2013 2 comentarios [Más...]


 Sinopsis Editorial


H.P. Lovecraft ha recibido una propuesta imposible: buscar el Necronomicón. Un libro maligno que no existe, a pesar de que todo el mundo crea que sí. Y Lovecraft lo sabe por una razón: porque es su más célebre invención literaria.


En 1919, el escritor Howard Phillips Lovecraft escribió el relato “El Sabueso”. En sus páginas se mencionaba por primera vez el Necronomicón, un tomo de magia negra rodeado de una siniestra leyenda.
Doce años después, la viuda de un multimillonario neoyorquino convence a H.P. Lovecraft de que lidere una expedición para encontrar el supuesto libro maldito.
Acompañado de los escritores Frank Belknap Long (Los perros de Tíndalos) y Robert Erwin Howard (Conan), Lovecraft se embarcará en una búsqueda desde su Providence natal hasta el Londres de la moribunda sociedad Golden Dawn o el Berlín de entreguerras, pasando por mortíferos acantilados portugueses o ruinas enterradas bajo la ciudad de Damasco.


En la telaraña de secretos que rodea el Necronomicón, Lovecraft y sus compañeros se enfrentarán a peligros mortales, cultos olvidados y sociedades secretas dispuestas a matar por averiguar la verdad sobre el libro. Su expedición se convertirá en una trepidante aventura en la que se cruzarán con personajes como Aleister Crowley, Arthur Machen o un joven J.R.R. Tolkien.


Jesús Cañadas recupera el misterio de los clásicos Weird Tales en una novela políticamente incorrecta y con un final que nunca imaginarías


Publicado por JAVIER el miércoles, 25 de diciembre de 2013 0 comentarios [Más...]
La película de Paul Verhoeven (1990), con el amigo Arnold y la potentísima Sharon Stone, animando la maravillosa BSO de Jerry Goldsmith, siempre estuvo entre mis películas de ciencia-ficción favoritas. La idea de creer que se está viviendo una vida que en realidad es falsa, y que al final se convierte en la verdadera, con un entorno que finge ser lo que no es: la esposa, los amigos y el trabajo, me pareció una sensación vertiginosa y, por tanto, atractiva. A esto Verhoeven añadió un rebaño de seres y efectos interesantísimos, mucho más allá de la prostituta de tres tetas. Por eso me decidí a leer el relato de Dick en el que los tres guionistas de Verhoeven se basaron. Y, además, hace poco vi el remake de 2012 de dirigió Len Wiseman.

Cuidado, porque encontré una novela con el mismo título, Desafío total, con una foto de la película en la portada. Atención: no se trata de dicho relato, sino de una novelización de la cinta de 1990. El cuento de Dick se puede encontrar fácilmente en alguna de sus recopilaciones, e incluso buscando un poco en internet. El título dickeano no era muy comercial, pero sí descriptivo: Podemos recordarlo todo por usted al por mayor (We can remember it for you wholesale, 1966). La comparación con las películas estaba servida. Veámosla.
Publicado por Jorge Vilches el domingo, 22 de diciembre de 2013 1 comentarios [Más...]

David A. Aguilar (CfA) —para ABC—
...el satélite natural Endor en Star Wars, es un mundo de ciencia ficción. En la realidad, la existencia de lunas fuera del Sistema Solar es muy probable, el problema es que, a pesar de tener ya una lista de mil exoplanetas, todavía no hemos encontrado ninguna flotando alrededor de uno de ellos. ¿O quizás sí? Investigadores de la Universidad de Notre Dam, Indiana, han publicado una investigación en arXiv.org en la que describen la primera luna descubierta fuera del Sistema Solar. Esta candidata orbita alrededor de otro objeto mucho más grande y ambos parecen moverse a la deriva, lejos de cualquier estrella, a 1.800 años luz de la Tierra.


Fuente: ABC Ciencia
Publicado por Lino Moinelo el 2 comentarios [Más...]

¡Esto es Esparta! Los niños eran apartados de sus madres a los siete años de edad, momento en el que se entregaban al Estado para una educación al servicio de la defensa de la comunidad. Agrupados bajo la severa vigilancia de los más experimentados, ocupaban su infancia en prepararse para la guerra. Los maestros llenaban incansablemente sus horas con pruebas de resistencia y juegos destinados a endurecer cuerpo y espíritu. La vida en familia apenas existía, y la falta de afecto la llenaban con la camaradería en su más amplio sentido. Claro que en la Hélade tomaban los nombres de Pausanias o Leónidas, y no Ender o Alai.
Publicado por Jorge Vilches el martes, 17 de diciembre de 2013 0 comentarios [Más...]
Astrónomos de la Universidad de Arizona han descubierto un exoplaneta con una masa once veces la de Júpiter que orbita a una distancia 650 veces mayor que la que separa la Tierra del Sol.
En nuestro Sistema Solar no hay nada parecido al planeta HD 106906 b (así se llama), su existencia pone en entredicho muchas de las teorías actuales de formación planetaria, no hay un modelo teórico que explique lo que se acaba de descubrir. 

Fuente: Aquí
Publicado por Lino Moinelo el domingo, 15 de diciembre de 2013 2 comentarios [Más...]
Recibido en planetasprohibidos@gmail.com

Acta del jurado del Premio de relato fantástico Domingo Santos 2013.


El jurado, constituido por Dª Pily B, D. Francisco José Súñer, D. Sergi Albir, D. Víctor Ánchel, D. Joaquín Revuelta, D. Ramón Castillo y D. Juanma Santiago 

 y actuando como secretario sin voto D. Ángel Carralero, ha decido conceder el Premio Domingo Santos 2013 ex aequo a las obras tituladas:

REMOLINOS DE VIENTO COLOREADO, presentada bajo el seudónimo de El hombre de los dulces.

ARTÍCULO 45.1, presentada bajo el seudónimo de Pietro Na.

Comprobadas las identidades de los autores, El hombre de los dulces ha resultado ser José David Espasandín García mientras que Pietro Na ocultaba a Aitor Solar Azcona.


En Valencia, a 14 de Diciembre de 2013.

Doy fe, 

Ángel Carralero
Publicado por Portal Planetas Prohibidos el 0 comentarios [Más...]


Hace aproximadamente un año escribí el artículo de opinión sobre la primera parte de la película que nos ocupa; El Hobbit: Un viaje inesperado. En él comentaba que dicha película, como integrante de un todo que son las películas de Peter Jackson sobre la Tierra Media me había gustado, y que la veía como una digna (si no superior) parte de ese todo que el director pretende mostrarnos. Además, comenté que veía bien, dada la diferencia entre El Señor de los Anillos y El Hobbit, la inclusión de añadidos tomados de diferentes fuentes mencionadas por Tolkien en algunos de sus escritos; El Silmarillion, Apéndices de ESDLA, Cuentos Inconclusos, etc. Por que el Hobbit es una especie de cuento infantil, y a pesar de que ESDLA es la “continuación” de aquel el tono varía enormemente, y deviene en una especie de fábula sobre el bien y el mal, la situación y la elección de cada raza (y de algunos integrantes individuales de las mismas) en el mundo en el que les ha tocado vivir, etc. El tono se vuelve mucho más oscuro, las tinieblas acechan el mundo, y se pasa de un relato destinado  a los niños, a una gran saga con ramificaciones, moralejas, advertencias, comparaciones, y mucho más. Por todo eso, el equipo encargado de poner en pie el proyecto de El Hobbit, tras el éxito de ESDLA, decide darle un formato similar en cuanto a espectacularidad y momentos épicos; no en vano el equipo es el mismo, y muchos de los actores repiten (a veces, sin venir mucho a cuento, la verdad). 
Publicado por JAVIER el sábado, 14 de diciembre de 2013 5 comentarios [Más...]

Escribir es una adicción y una terapia; es una forma de vida y de ganarse la vida. Mi oficio no es el de escritor -una palabra grave que se utiliza con demasiada facilidad-. A veces me ayuda a pasar económicamente el mes, pero nada más, y cada vez menos. Hace unos meses escribí a una revista de mi gremio, Ilustración de Madrid, para ofrecerles un artículo con el sacar un magro estipendio. La publicación estaba bien, con páginas satinadas, ilustradas y muy cuidadas. Además, incluían en cada número un desplegable de un mapa antiguo de Madrid, cosa que me fascina, y tenía colaboradores de enjundia. Les mandé una carta educada, muy cuidada en la expresión y en la forma. Al día siguiente obtuve la respuesta: "Estimado Sr. Vilches: Lamentamos comunicarle que el pasado mes de julio se ha cerrado la revista. De todas maneras, agradecemos su interés". Y se despedía cordialmente. Sí; escribir, publicar y vivir de ello no es fácil. Por eso me molesta la gente que se pone la etiqueta de "escritor" y que manda correos del siguiente tenor: "deseo colaborar en su revista que relatos puedo mandar solo ciencia ficcion, o tambien terror y fantasia". El escritor, siempre, en todo momento, ama el lenguaje; lo ama, no lo sodomiza.
Publicado por Jorge Vilches el domingo, 8 de diciembre de 2013 0 comentarios [Más...]
   Teo Maximus, el peón de mantenimiento, se frotaba las manos inquieto. De hecho se rascaba todo el cuerpo, como si  estuviera infectado por pulgas mutantes. ¿Pulgas? Esos malditos seres eran extremadamente peligrosos, podían contagiar extrañas enfermedades. Además eran muy resistentes, incluso podían sobrevivir en el exterior del armazón de una nave en un viaje por las estrellas. ¡Bah! ¡A la mierda esos putos bichos! Tengo que concentrarme a lo que he venido a hacer aquí. Un mantenimiento de rutina, ¡en el puto culo de la nave! Ese jodido Capitán Abel me está jodiendo... Será hijo de... Y en aquel mismo instante tropezó con algo y cayó al suelo. ¡Oxtias!  Aturdido se incorporó y quedó sentado, observando lo que había en medio del suelo enrejado. ¿Qué es eso? Cuando iba a pasar por ahí, no estaba... ¿O sí? Seguramente se lo había dejado por medio la maldita antigualla del robot de operaciones de la nave. Últimamente estaba fallando mucho. ¡Oxtias! Se levantó enfadado y fue y le dio una patada a lo que había tirado en el suelo... Y aquello se quejó. ¿Eh? Teo hizo un gesto de sorpresa. ¿Había exclamado algo? La duda quedó respondida cuando la forma, de improviso, se alzó. Y entonces el peón de mantenimiento sintió algo extraño en su cuerpo. Un calor que lo recorría de arriba abajo. Las mejillas de la cara empezaron a arderle y sus orejas se enrojecieron. Y lo peor de todo era que aquella sensación se agudizaba entre las piernas. ¿Lo peor? No. ¡Lo mejor! Porque su pene comenzaba a tener una descomunal erección, duro y tieso, abultando en su mono de trabajo verde. Y estaba empezando a ponerse cachondo. Muy, pero que muy cachondo. Sexo, sexo. Entonces aquello se aproximó y le bajó la pieza del pantalón del traje, dejando el miembro hinchado de venas al aire. A continuación, Teo se dio cuenta de que aquello era un hombre. O algo que parecía simularlo casi a la perfección. Ya le daba igual. Luego, el extraño tipo se arrodilló y él notó como su boca le chupaba. ¡Oh, sí! ¡Qué gusto! ¡Qué bueno! ¡Qué...!

         —¡Teo! ¡Teo! ¡Conteste! —el Capitán Abel llamaba por el intercomunicador al operario de mantenimiento, pero éste no respondía.
         Será imbécil. Hace ya más de una hora que lo envié allá abajo, y aún no ha respondido. Seguro que está colocándose y perdiendo el tiempo.
         —¡TEO!
         Pero la estática era toda la respuesta que obtuvo.
         —Señor, me temo que sus llamadas van a ser inútiles —dijo en aquel momento Fernanda, la copiloto y ayudante, una tremenda mujer de casi dos metros de alto y con una espalda tan ancha que parecía un armario ropero.
         Joder... Espero que no haya estado jugueteando con el cargamento secreto... Pensó preocupado el Capitán Abel. Si el inútil de Teo hubiera...
         —¿Y el montón de chatarra de GW?
         —¿El robot?
         —¡Sí, coño!
         —Creo que está en su sala, recargando las pilas de energía. No sé si se acuerda señor, pero sufrió un colapso en la batería y ahora tiene que usar recargables.
         —¡Oxtias! Será posible, la puta nave... Hágale venir... Necesitamos  a alguien para revisar el fallo 13.

La orden entró de nuevo en su sistema, en aquel momento la energía de recarga entró en límites aceptables y los mecanismos volvieron a activarse. El robot movió sus piernas y brazos articulados y a continuación se iluminaron las ranuras rojas de visión. Nada más entrar en funcionamiento, una extraña música se coló por sus receptores, dos antenas que tenía sobre la cabeza cuadrada. Aquello lo aturdió. Efectuó varios cambios en el canal de recepción y, al fin, las interferencias se marcharon. Después, bajó del caballete en el que estaba recargándose y desenchufó los cables conectores para las pilas de energía. Aún le faltaba bastante para estar al 100%, pero la llamada había interrumpido su “sueño”. Ordenes prioritarias. El viejo robot enchufó a Juanito, una simulación artificial de vida humana y ésta tomó el mando.
         —Ok, ¡vayamos! —pronunció Juanito con una voz estridente, como de dibujos animados, a través del micrófono, que era una rejilla situada en la parte inferior de la cabeza del autómata.

          —Parece ser que GW se ha conectado —afirmó Fernanda mirando el aviso del  monitor.
         —Estupendo —contestó el Capitán Abel.

El robot caminó por los angostos pasillos; a cada paso que daba producía un ruido metálico en el suelo de chapa enrejada. A los lados, en las paredes, había gruesas tuberías. El puesto de mando se encontraba en el nivel superior, así que debía tomar el ascensor para poder llegar. Pura rutina, pero... La música se coló de nuevo por sus sistemas de recepción.
          —¿Pero qué es eso? —se preguntó Juanito.
         Y entonces....
       —Es Seek and Destroy de Metallica —dijo Teo saliendo de su escondite en una esquina.
         —¡Oh... oh...! —exclamó Juanito.
         —¿Adónde vas, GW?
         —Me han llamado del puesto de mando... ¿Tú no deberías de estar revisando lo del fallo...?
         —Ahora mismo iba...
         Y Teo, sonriendo malignamente, le mostró su cuchillo-láser.

          —Joder... ¿Qué es esa maldita música? —preguntó el Capitán Abel.
         —No lo sé... Se ha colado por el transmisor —respondió la ayudante Fernanda.
         —¿Y el puñetero robot?
         —Ha desaparecido del monitor.
         —¿Qué...?
         —Se ha perdido la señal.
         —¡Apague eso!

          —¡AHHHH! ¡AHHHHH! ¡AHHHHHH!
         Los gritos resonaban en los estrechos pasillos. GW yacía desguazado en el suelo y Teo había cogido un brazo articulado del autómata y se masturbaba con él, metiéndoselo por el culo, mientras se contraía presa del placer. Su mente estaba más allá de toda razón.
         Y a su lado había un ser andrógino que le observaba con sus ojos nacarados. Entre las manos barajaba un mazo de cartas y en la parte baja de su entrepierna se agitaba un largo apéndice en forma de aguja.
         —¡Estupendo! —dijo aquello y desconectó el emisor de música orgánico integrado en el cuerpo.
         —¡AHHHHH! ¡AHHHHHHHHHH!

¡Me cago en todo! La puta Empresa Naschy... Por abaratar costos había dotado a la nave Pingüino Loco II del personal mínimo. Contándole a él, eran solamente cuatro personas para un armatoste de 500.000 kilos, lleno de remiendos y que tenía más de quince años de antigüedad. Pero los créditos son los créditos... Y él pensaba retirarse muy pronto a una parcela que tenía en el planeta Symcrania. Sí, dos o tres viajes más y tendría el dinero suficiente... Ay, si no le hubieran pillado con contrabando en la otra empresa de vuelos espaciales para la que trabajaba. ¡Oxtias! Y ahora que quedaban apenas una hora y media para llegar a destino, Puerto Desolación, la cosa se estaba complicando. El peón de mantenimiento, desaparecido. El puto GW, desaparecido... Los sistemas del circuito de cámaras internos, no funcionaban. De hecho no lo hacían desde el despegue... Y los víveres que transportaban, era una penosa tapadera... La tripulación eran unos...
         —¿Señor? ¿Qué hacemos? —preguntó Fernanda, interrumpiendo los pensamientos del Capitán Abel.
         En aquel momento, él miró el bigote que se marcaba bajo la nariz de la mujer y después se frotó los ojos, cansado.

—El fallo 13 parece persistir.
—Ya lo sé... Ya lo sé... ¡YA LO SÉ!

El capitán comenzaba a ponerse nervioso.

         —¿Y a todo esto, qué es el fallo 13? —Abel ni siquiera se había molestado en saber qué era. Aquello era trabajo de mantenimiento. ¡Por supuesto! Aquel código que había aparecido en la pantalla era nada más que pura rutina que ni le interesaba.
         —Eh... señor... Creo que significa que... Hay personal a bordo no autorizado... Pero ya sabe, el ordenador de a bordo es una antigualla, como toda la nave. Debe de tratarse de algún error, seguro.
         Y el Capitán Abel empezó a sudar copiosamente.

Nave Pingüino Loco II, unas horas antes de partir con destino Puerto Desolación (Planeta Kralibian).
   
      Vaya puta mierda de trasto, se dijo el Capitán Abel mirando la vieja nave que descansaba en el cochambroso hangar. A continuación se frotó la cabeza, mareado. El cráneo le daba vueltas a consecuencia de la resaca de alcohol hidrogenado que había estado bebiendo en un antro de mala muerte la noche anterior. ¡Oxtias! Cada vez me estoy haciendo más viejo, ya no aguanto nada. Bueno, voy a ver si pongo mi mente en orden porque si no esto va a ser una puta mierda...
         La llamada le había llegado precisamente la noche anterior, mientras ahogaba sus penas en el alcohol. La depresión es lo que tiene, si le das juego te hunde más. Y cuando ya no estaba para mucho, su pequeño portátil de pulsera se iluminó con su tono rosado. ¿Quién sería?
         La verdad, es que no recordaba mucho de la conversación... Un tipo de una tal Empresa Naschy necesitaba de alguien para tripular cierta nave y parecía que iba a pagar bien. Abel, no podía negarse. Se estaba quedando sin blanca y eso no era nada bueno. Así que, con la lengua enredada, dio un sí.
Publicado por JAVIER el sábado, 7 de diciembre de 2013 0 comentarios [Más...]
En la web de la organización de la Quartumcom, la Hispacón que este año 2013 se celebra en la localidad valenciana de Quart de Poblet los dias 14 y 15 de Diciembre, tenéis disponible el programa oficial completo, en pdf y jpg, incluynedo planos de la zona, transportes, etc. 
Toda la información de la Hispacón 2013, en este otro enlace
(pinchad para agrandar)







Publicado por JAVIER el miércoles, 4 de diciembre de 2013 0 comentarios [Más...]

La épica de los dioses que no son dioses
¡Atención: spoilers, y bastantes!


Segundo lanzamiento (después de “Iron Man 3”) de la llamada fase 2 de Marvel Studios (que incluye eventos posteriores a “Los Vengadores”, punto final de la fase 1), y adaptando de forma bastante libre la llamada Saga de Surtur, que escribió y dibujó Walter Simonson en los años 80, llega a las pantallas españolas “Thor: el Mundo Oscuro”, la nueva entrega de las aventuras de este dios nórdico metido a superhéroe que intenta a duras penas compaginar su vida asgardiana con la devoción que siente por la gente de la Tierra (Midgard, para su gente), consiguiendo tan solo que tanto unos como otros acaben enfadándose con él.


Publicado por JAVIER el lunes, 2 de diciembre de 2013 0 comentarios [Más...]
Ya disponible, en varios formatos, el número 21 (de la tercera época) de la revista de ciencia Ficción ALFA ERIDIANI. Para entar, y poder descargar pdf, mobi o epub, pinchad en este enlace: Alfa Eridiani 21
Publicado por JAVIER el domingo, 1 de diciembre de 2013 0 comentarios [Más...]
Desde hace unos días se encuentra disponible, en castellano e inglés, el número 131 de la revista de lo breve y lo fantástico MiNatura, en este caso dedicado al "Universo Ray Bradbury" .


Para el próximo número, para el que tenéis tiempo de colaborar hasta el 25 de Diciembre, el tema elegido es AREA 51.
  Las colaboraciones deben ser enviadas a: minaturacu@yahoo.es

Publicado por JAVIER el 0 comentarios [Más...]
 Cuando hablamos de libros de ciencia ficción, no puedo dejar de pensar en tantos autores clásicos, y no tanto, que me han acompañado a la largo de los años. Pero siempre sale a la luz inevitablemente una de las obras maestras del género, me refiero a la saga Dune del autorazo de Frank Herbert, y principalmente al libro numero 1.

La verdad, no se puede agregar demasiado o escribir algo que salga de lo común de los miles de elogios que a través de tanto tiempo se le han dado a esta obra. Bueno, la verdad, para los amantes de la ciencia ficción no puede ser un libro que dejen pasar por alto, ya sea por su gran calidad escrita y la capacidad del autor para crear un universo plagado de misticismo, personajes increíbles, como la manera visionaria de abordar temáticas tan actuales como lo son, la ecología, la cabroneria de los gobiernos y lo peor del ser humano; su capacidad para segregar, separar a los de su misma especie. Tratemos de analizar los puntos más importantes y ver su cabida en el mundo actual ( recuerden que fue publicada en 1966).
Comencemos por las similitudes que se pueden apreciar a la cultura árabe, inspiración que Herbert nunca ocultó, dando claras similitudes fonéticas como escritas; Fremen nos suena al lenguaje árabe, muchos vocablos del universo de su novela se basan en terminología real; así, afirma que en la lengua de la Bene Gesserit, "Kwisatz Haderack" significa "El camino más corto", cuando el término "Haderach" en hebreo corresponde a "El camino". El apellido "Atreides", además, es similar a "Atridas", apellido griego (descendientes de Atreo) citado por Homero.
Publicado por JAVIER el 0 comentarios [Más...]