Archivo de marzo 2011


Título: Torchwood Género: Ciencia Ficción - Misterio

Creado por: Russell T. Davies

Reparto: John Barrowman, Eve Myles, Burn Gorman, Naoko Mori, Gareth David-Lloyd

País de origen: Unido Reino Unido

Duración :50 min aprox. Temporadas 3

Torchwood es una serie de televisión británica que se emite en el Reino Unido en el canal BBC Three, Torchwood es una agencia externa del gobierno británico creada por la Reina Victoria y que se encarga de buscar cualquier fenómeno sobrenatural que ocurra en el Reino Unido, estudiarlo y neutralizar cualquier posible amenaza que pueda surgir del mismo.

Publicado por JAVIER el domingo, 27 de marzo de 2011 0 comentarios [Más...]
Esta novela arrastra dos desgracias. La primera es que Carlo Fabretti –el mismo que justificó el atentado del 11-S en Nueva York y ha apoyado a Iniciativa Internacionalista, la penúltima franquicia proetarra- llamara “fascista” a Heinlein. La repetición de esta típica consigna estalinista de los años cincuenta y sesenta ha contaminado una obra maestra. Esta consigna ha calado en América del Sur y en Europa, lugares donde el antiamericanismo es una patología muy arraigada. La segunda desgracia que tiene esta obra es que Paul Verhoeven utilizara el título de Heinlein para una de sus películas (1997), con las dos secuelas correspondientes (2004 y 2008), además de una serie de dibujos animados (Starship Troopers Chrnocicles). Sin embargo, las cintas de Verhoeven como filmes de serie B no están nada mal y, además, cuentan con la banda sonora del competente Basil Poledouris –el gran compositor de Conan, el bárbaro (1982)-.

Heinlein era un tipo muy particular, de los que se hicieron a sí mismos, conservador en lo social y liberal en lo político y económico, pero no hay nada en Tropas del espacio que sea fascista. No hay una característica exclusiva del fascismo que se encuentre en el ideario de los personajes con autoridad de la obra: ejército paralelo del partido único, corporativismo, exaltación de un líder o una raza, culto a la belleza y a la juventud, y el estatalismo. Todo esto forma parte en mayor o menor medida de las sociedades actuales y del pensamiento socialdemócrata y del conservador. Es más; todas y cada una de esas características las encontramos hoy en el socialismo indigenista de Hugo Chávez.

Es curioso que alguno sea tan puntilloso con la coherencia científica o narrativa de las elucubraciones novelísticas, y dé por válida una definición, la de fascista, sin someterla a un mínimo examen politológico. Bueno, y con esto es suficiente acerca de un tema cuyas connotaciones sectarias y políticas me aburren.

El libro es una magnífica narración en primera persona, que no cansa ni aburre, sobre una historia cuartelera. Relata el paso de un chico por el ejército, la Infantería Móvil, en un momento de expansión galáctica de la Humanidad. Aparecen razas alienígenas, como los exoesqueletos o los pendientes, y finalmente las chinches, que tienen, la verdad, menos interés que las otras dos. La sociedad humana está organizada en una Federación en la que se adquiere la ciudadanía plena -con derecho a voto- tras el paso por el ejército, lo que no deja de ser la transposición de la sociedad republicana girondina y jacobina de la Revolución francesa.

Es evidente este paralelismo con el tiempo revolucionario posterior a la Ilustración, por ejemplo, cuando los personajes de autoridad, esos que utiliza Heinlein para mostrar la mentalidad imperante, hablan de la virtud cívica o el patriotismo, que son exactamente iguales que los que manejaron los revolucionarios norteamericanos y franceses del siglo XVIII. Ese gusto de Heinlein por la Historia se ve en La luna es una cruel amante (1966), donde cuenta la independencia de la Luna respecto a la Tierra haciendo un paralelismo con las Trece Colonias y Gran Bretaña.

Lo más llamativo de Tropas del espacio, al menos para mí, es la aparición de los personajes de autoridad, que son profesores de Historia y filosofía moral o militares de alta graduación. Y es aquí donde los Fabretti del mundo rechinan, porque el primero empieza diciendo: “ese gran fraude que es el comunismo”. Hay que recordar que una de las consignas estalinistas, aún presentes en grupúsculos infames, era la de llamar fascista a todo el que criticara el comunismo –tengo en la mente a un etarra que en pleno juicio por no sé cuántos asesinatos llamaba fascista al juez mientras aporreaba el cristal-.

Heinlein se despacha a gusto: “ese viejo místico del Das Kapital, torturado, confuso y neurótico, anticientífico e ilógico, ese fraude pomposo llamado Karl Marx” que si hubiera rectificado “le habría ahorrado mucho sufrimiento a este planeta”. Bueno, esto sí que es “literatura de anticipación” en toda regla. Por lo demás, no hace falta coincidir con Heinlein para tener la convicción de que nos hallamos ante la obra de un maestro.

Publiqué una primera versión de esta reseña en Imperio Futura, generando un hilo de comentarios muy curioso.

Publicado por Jorge Vilches el domingo, 20 de marzo de 2011 11 comentarios [Más...]
¿Son la Ciencia-ficción y el Fantástico un mismo género o dos distintos? ¿qué hace que la Ciencia-ficción se incluya unas veces dentro del Fantástico y otras veces junto a el?, estas son las eternas preguntas entre los aficionados a ambos géneros. En España se hace complicado hablar de las sutiles diferencias que existen entre ellos por ser un país en donde desde El Quijote y una excesiva añoranza de glorias imperiales pasadas, se le da tradicionalmente la espalda al Fantástico en general y todo el mundo; incluyendo parte de los aficionados a este género; se la dan a la Ciencia.
Publicado por Lino Moinelo el 6 comentarios [Más...]
TITULO ORIGINAL: Doctor Who
GENERO: Ciencia Ficción. Drama
PAIS: Reino Unido
DURACION:25 min (1963–1984, 1986–1989) 45 min (1985, 2005—)
AÑO:1963/1989-1996-2005...
ESTRENO EN CINE: 1986
DIRECCIÓN: varios (Euros Lynn, Graeme Harper)
GUIÓN:Russel T. Davies, Steven Moffat, y varios
INTERPRETES: David Tennat, Catherine Tate, Billie Pipper, Christopher Eccleston, Freema Agyeman, Matt Smith, Karen William, Alex Kingston, John Barowman...
CREADO POR: Sydney Newman, C. E. Webber, Donald Wilson
PRODUCTOR: Russell T. Davies, Julie Gardner.
Publicado por JAVIER el 1 comentarios [Más...]

IV.– Tras las primeras Crisis (en Tierras Infinitas)

Y entonces llega la Crisis en Tierras Infinitas y, tras ella y las series surgidas para intentar arreglar en la medida de lo posible la continuidad. El Universo DC empieza de cero, con lo que mucho de lo conocido hasta entonces ha sido modificado; el Multiverso deja de existir, y todo se reunifica en una única Tierra (hasta entonces, existían varios universos, cada uno con sus propios superhéroes, que a veces podían interactuar; Tierra 1 –los héroes de la Edad de Plata; Tierra 2, los de la Edad de Oro y sus descendientes; Tierra S, Capitán Marvel y Familia; otras para los héroes compr

Publicado por JAVIER el domingo, 13 de marzo de 2011 0 comentarios [Más...]

"La realidad es aquello que, cuando dejas de creer en ella, no desaparece" (Dick).

Publicado por Guillermo (Atreus) el domingo, 6 de marzo de 2011 4 comentarios [Más...]

SIDEKICKS- acompañantes juveniles- DE LOS SUPERHÉROES

(artículo aparecido originalmente en Alfa Eridiani nº 12)

I.– Un poco de historia de los cómics de superhéroes

Tomando como origen de los diferentes universos superheroicos en general la aparición de Superman en las páginas de Action Cómics, podemos datar los orígenes de la editorial que más tarde sería DC Cómics (una de las dos grandes del cómic superheroico norteamericano y, por extensión mundial) en esa fecha, 1938. Pocos meses después, aparecería otro de los grandes iconos de esa editorial, Batman –que junto a Superman y Wonder Woman, creada en 1941conforman lo que se ha dado en llamar la Trinidad de DC Cómics–. Es decir, que en los años cuarenta ya teníamos prácticamente conformado un Universo superheroico al que se le irían añadiendo más y más elementos, tanto en forma de otros superhéroes (Flash, Green Lantern, Hawkman, Sandman, Green Arrow, etc) como de secundarios (Lois Lane, Perry White, ...), villanos (Joker, Lex Luthor, El Pingüino, etc.), lugares (Smalville, Metrópolis, Gotham).

Y, una cosa muy importante en este universo de ficción superheroica, que he omitido antes deliberadamente, pues es el tema de este artículo: los acompañantes juveniles o sidekicks.

La otra gran editorial de cómic superheroico, Marvel Cómics, abrió sus puertas definitivamente a los superhéroes en la década de los sesenta, a pesar de que en los cuarenta ya había iniciado su edición, que posteriormente paró hasta el resurgimiento del género, lo que se dio a finales de los cincuenta/ principio de los sesenta de la mano de DC Cómics

II.– Los primeros acompañantes juveniles

Desde muy pronto, el universo DC creó la figura del acompañante juvenil del superhéroe, en un intento de que los más jóvenes se sintieran identificados con estos jóvenes acompañantes, a los que –tal vez– se podían sentir más cercanos, que a sus contrapartidas adultas. En los tempranos 1940 y 1941 ya habían aparecido las contrapartidas juveniles de Batman, Green Arrow y Sandman: Robin, Speedy y Sandy Hawking.

Asimismo, Jimmy Olsen, secundario en Superman, y compañero de este en varias aventuras en años posteriores, ya había aparecido en el número 8 de Action Comics, de 1938. No solamente eran las versiones de los héroes, sino que éstos los habían acogido bajo su tutela por una u otra razón. Eran jóvenes, niños, que por diferentes causas, habían sido «escogidos» por los superhéroes, y habían sido entrenados en las artes de estos. Porque, además de la razón que hemos dado antes, la de que un público más joven se identificara con ellos, también existía otra: «humanizar» a los superhéroes, mostrar su cara más amable, aunque en realidad, sin llegar a la ternura. La relación padre/hijo realmente no se llegaba a producir por aquel entonces, aunque no estuviese nunca muy lejana (algunos, por no decir la mayoría de los jóvenes eran, en principio, huérfanos).

Esta figura de los acompañantes juveniles, de las versiones más jóvenes de los veteranos héroes ha sido norma habitual en DC Cómics, y ahora mismo se podría decir que existen, al menos, cuatro generaciones de Superhéroes –al menos en la «Continuidad», que ese es otro tema que daría para varios artículos por sí solo–. Es más, uno de los grandes atractivos de esta editorial es lo que se ha dado en llamar «el legado»; es decir, generaciones de un mismo superhéroe, el manto superheróico pasando a los más jóvenes.

En la otra gran editorial norteamericana de cómics, Marvel, la edad de los superhéroes llegó en los años sesenta, con la creación por parte de Stan Lee, Jack Kirby,Steve Dikto y otros autores de superhéroes como Los Cuatro Fantásticos, Spiderman, Iron Man, Hulk... También recuperaron antiguos superhéroes de los tiempos de Timely Cómics, tales como Namor, Capitán América, la Antorcha Humana (de éste copiaron la idea, y la incluyeron en los 4 Fantásticos, no el personaje original).

Éstos personajes, de los años cuarenta, y cuyas acciones transcurrían en plena II Guerra Mundial, tanto en solitario como formando parte de Los Invasores, sí que contaban con acompañantes juveniles, como Bucky (compañero del Capitán América), Toro, Sungirl (ambos de la Antorcha Humana original). Pero al trasvasar a estos superhéroes a los años sesenta, e incluirlos en el Universo Marvel, la figura del acompañante juvenil prácticamente se perdió. Sí que existían superhéroes juveniles (casi niños), igual que podía pasar en DC, pero la figura del sidekick fue meramente testimonial en el Universo Marvel. En este sentido, hasta muy recientemente, sólo sería reseñable la figura de Rick Jones (1962). Éste personaje comenzó como acompañante y amigo de Hulk, incluso él mismo se ha transformado en Hulk alguna que otra vez; posteriormente fue frecuente verlo en las páginas de los Vengadores, dónde acabó asumiendo el rol de un nuevo acompañante del Capitán América. Y también ha sido el alter ego del Capitán Marvel.

III.– A través de las diferentes épocas

(Para ampliar información sobre la historia de los cómics DC. podéis leer también:

Breve Historia de los cómics DC parte 1: Alfa Eridiani 1:

 http://dreamers.com/alfaeridiani/marcos/numero21.html

Breve Historia de los cómics DC parte 2 DC: AE 2:

http://dreamers.com/alfaeridiani/marcos/numero22.html

Breve Historia de los cómics DC parte 3: AE 3:

http://dreamers.com/alfaeridiani/marcos/numero23.html )

Mientras tanto, en DC, la figura del acompañante juvenil del superhéroe seguía desarrollándose. Si en la llamada Edad de Oro aún existían pocos de estos personajes, en la Edad de Plata, la era del resurgimiento del cómic de superhéroes, esta figura experimentó un aumento considerable. Prácticamente todos los superhéroes contaban con su contrapartida juvenil que, o bien habían sido entrenados por ellos, o eran jóvenes héroes que habían sido acogidos por los adultos en algún momento de su carrera. La edad de plata del cómic comenzó en los años cincuenta, después de que el cómic de superhéroes hubiera prácticamente desaparecido; sólo se mantenían títulos de Superman, Batman y Wonder Woman. En aquellos tiempos, lo que más éxito tenía eran, sobre todo, los westerns y la ciencia ficción. Entonces, en un intento de reflotar la línea superheroica, combinando ciencia ficción y superhéroes, se lanza el título del Detective Marciano (Martian Manhunter). Resulta que es un éxito, junto con los otros tres héroes que aún se mantenían, por lo que se decide revitalizar el género. Surgen, por tanto, versiones nuevas de los antiguos héroes de hacía una década, o más. Sin embargo, la gente empezó a preguntarse por las antiguas versiones; los editores deciden que esos héroes más veteranos eran de un mundo paralelo, y lo denominan Tierra 2. En ella, los pocos acompañantes juveniles se reducen prácticamente a Robin, Speedy y Sandy Hawking; también se da un caso curioso, el de Pat Dugan (Stripsey, 1941), el único acompañante adulto de un superhéroe adolescente, Star Spangled Kid. Y comentemos también el de Doiby Dickles, «ayudante» sin poderes del Green Lantern original, Alan Scott, que posteriormente formaría parte de los Old Justice.

En los años sesenta, en plena Edad de Plata, una vez establecido de nuevo el género superheroico por parte de DC Cómis, y reunidos varios de sus superhéroes en la Liga de la Justicia de América, en honor a la antigua Sociedad de la Justicia de América, Marvel inicia su edición de superhéroes. Crean algunos nuevos y, como hemos dicho, reciclan algunos de cuando la empresa se denominaba Timely Cómics.

Marvel empieza a poblar su universo superheroico, y empiezan a surgir superhéroes adolescentes. Esto será una práctica habitual en Marvel: Spiderman, la Antorcha Humana, Nova, Speedball, etc. Pero o forman parte de un grupo, o van en solitario, prácticamente nunca bajo la tutela de un superhéroe adulto.

(Para una idea de los diferentes métodos de escritura en Marvel y en DC, podéis leer: Sedice.com, Método Marvel y método DC de escritura de cómics. Muy interesante en el debate que se creó a raiz del artículo:

 http://www.sedice.com/portada/index.php?q=node/931

Breve Reflexión sobre el Cómic. Artículo de 2008 en el que comentaba el estado de publicación de DC y Marvel en España en sedice.com:

http://www.sedice.com/portada/index.php?q=node/74)

Si al hablar de DC Cómics comentamos que la creación de acompañantes juveniles respondía a la doble intención de hacer que los jóvenes se identificaran con ellos, y la de humanizar a los superhéroes adultos que los acogían, podríamos decir que Marvel, al comenzar su Universo de superhéroes, asume la primera de las razones: hacer que los jóvenes lectores se identifiquen con sus personajes, por cercanía en edad.

Mientras en DC Cómics empieza a proliferar la figura del sidekick –incluso algunos acompañantes de los superhéroes tienen sus propios acompañantes, como puede ser el caso de Jimmy Olsen (ocasional compañero de aventuras de Superman, y compañero de trabajo de su alter ego Clark Kent),con aventuras con la Legión de Repartidores–.

Surgen así en la ahora llamada Tierra 1, la de los superhéroes de la Edad de Plata, acompañantes y versiones de los superhéroes: Batman/Robin; Aquaman/Aqualad (y Aquagirl); Wonder Woman/Wonder Girl; Flash/Kid Flash; Green Arrow/Speedy; Capitán Marvel/Capitán Marvel Junior (y Mary Marvel) (estos, desde la época de su anterior editorial, Fawcet Cómics antes de ser comprada por DC, tras denunciarles por considerar al Capitán Marvel una copia de Superman). Incluso los Nuevos Dioses, una creación de Jack Kirby, tienen sus propios jóvenes, los Jóvenes Eternos, que aunque no sean acompañantes al uso, los nombramos como ejemplo de la juventud reinante en las páginas de los cómics superheroicos, más bien del legado que comentábamos antes.

En relación con DC Cómics, que como estamos viendo es donde se da con más frecuencia la aparición de la figura del acompañante juvenil, cabe mencionar que hasta ahora estamos hablando del Universo DC pre Crisis en Tierras Infinitas. Una vez tenga lugar este acontecimiento, (del que han cumplido 29 años en 2011) todo esto tendrá una nueva versión, desapareciendo muchos personajes y situaciones, empezando prácticamente desde cero toda la continuidad (aunque hubo que editar otras series intentando arreglar en todos los posible fallos en esa continuidad). A partir de ahí, consideraremos que se entra en la Edad de Bronce del Universo DC. Pero, de momento, sigamos con el universo precrisis.

Comentábamos, antes de este inciso, que en DC proliferaban los sidekicks, y la mayoría de los adultos tenían un ayudante (o algo parecido) juvenil. Pues bien, llegó un momento en que estos jóvenes, casi niños, reclamaron un espacio para sí mismos. Necesitaban una válvula de escape, juntarse con gente de su edad. Así, a semejanza de los adultos, que solían reunirse en grupos de superhéroes (Sociedad de la Justicia, Liga de la Justicia, Siete Soldados de la Victoria, etc), los jóvenes ayudantes deciden formar un grupo en el que tendrán cabida exclusivamente gente de su edad, los sidekids de los grandes. Se forma, por tanto, Jóvenes Titanes (o Titanes Adolescentes –1964–). Lo componen entre otros en esta primera versión, héroes como Robin, Kid Flash, Wonder Girl, Aqualad y Speedy. El grupo, que en diferentes versiones dura hasta la época actual, ha sido siempre refugio y punto de encuentro, más una familia o un grupo de amigos, de estos adolescentes con poderes. La versión más famosa, hasta ahora, ha sido la creada por Marv Wolfman y George Pérez (1980, Nuevos Titanes), que tomaron a algunos de los anteriores, y los unieron a otros que no eran versiones ni ayudantes de héroes adultos, pero sí jóvenes de prácticamente su edad.

En ese momento, algunos de estos jóvenes, por el proceso de maduración, o por los cambios en las series «madre» (esto es, en los títulos de los superhéroes que los acogieron bajo su tutela) empiezan a cambiar. Por ejemplo, Robin (Dick Grayson) pasa a ser Nigthwing, con lo aparece un nuevo Robin (Jason Todd, 1983); tras una serie de problemas con las drogas y el posterior proceso de desintoxicación, Speedy comenzará a trabajar con el gobierno de los EEUU, para posteriormente pasar a ser Arsenal –1993– (y posteriormente, Red Arrow –2007–), con lo que surgirá una nueva Speedy (2001) (además del hijo de Green Arrow, con lo que aquí ya contamos con varias generaciones de «arqueros»); Wonder Girl pasará por una serie de cambios, acabando (por el momento) siendo Troia, y así surgirá una nueva Wonder Girl, hija de Zeus y una mortal. Habría otros ejemplos, pero ...

Publicado por JAVIER el viernes, 4 de marzo de 2011 0 comentarios [Más...]